La ventana

Luis Carlos Peris

Se respira puente, todo es puente

ESTAMOS en el corazón del puente que embrida abril con mayo y bien que se nota en la calle; en la calle y en los más reputados bebederos que conforman la alineación gastronómica de la ciudad. Los movimientos migratorios bien que se hacen notar por la forma en que se ha multiplicado la cuota de guiris y cómo se echa de menos a gente que suele estar a pie de obra un día sí y otro también. Gente que va y que viene rumbo a no se sabe dónde, que todo arrancó en el viernes joven para que acabe mañana... o pasado. Hay que ver cómo se mueve el personal, qué manera de aprovechar las veleidades del calendario, qué culo de mal asiento generalizado y qué poco se nota la cacareada crisis cuando de afrontar un puente se trata. Y en esta nuestra ciudad, tan convertida en parque temático, la cosa se acentúa hasta tal punto que ya no sabe uno quiénes son los nuestros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios