LA Bolsa española rompió ayer la tendencia bajista de las últimas cuatro jornadas y subió un 0,95% animada por el descenso del paro en mayo y el avance de los grandes valores y de la banca.

Con la prima de riesgo a la baja, en 288 puntos básicos, el principal índice de la bolsa española, el Íbex 35, sumó 78,60 puntos, hasta los 8.363. Recupera así parte del 2% que perdió en las últimas cuatro sesiones y aumenta las ganancias anuales hasta el 2,39%.

El Íbex se situó a la cabeza de los rebotes en Europa: Fráncfort subió un 0,12%; París, un 0,13%; Londres, un 0,51 %; y Milán, un 0,41 %.

La corrección se impuso en el Viejo Continente desde la apertura de los mercados, que recogían los cierres al alza de Wall Street y Japón, que subieron un 0,92% y 2,05% en la jornada previa.

Los inversores ignoraron la caída en los precios de los productos industriales, que bajaron un 0,2% en marzo, tanto en la zona del euro como en el conjunto de la UE.

La Bolsa española incrementó el repunte tras conocerse que el número de desempleados se redujo en mayo en 98.265 personas, la mayor caída en un mes similar desde que se inició la serie histórica en 1996. La afiliación a la seguridad social subió en 134.660 personas, lo que supone el mejor avance mensual desde mayo de 2007.

Pese a que los expertos creen que la mejora es coyuntural y se debe a las contrataciones veraniegas, los inversores recibían el dato con compras.

Así, en el mercado de deuda soberana la prima de riesgo se reducía hasta 288 puntos básicos e impulsaba a los valores del sector bancario.

Banco Popular ha sido el cuarto mejor del Íbex, con un repunte del 2,52%, mientras que Banco Santander ganó un 1,53%; BBVA un 1,34%; y Bankinter un 1,7%. En el mercado continuo, Liberbank avanzó un 1,40%, y Bankia, por el contrario, firmó el peor resultado al dejarse un 13,25%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios