La tribuna

isabel Echevarría

Por una salud 2.0

SON pocos los aspectos de la vida que escapan al control de la era digital. Tampoco la salud. Internet se ha convertido ya en el doctor más visitado por los españoles, incluso por delante del propio médico tradicional o del farmacéutico. En concreto, más del 80% de los internautas de nuestro país acuden a la red para resolver sus dudas en materia sanitaria y más del 40% se atreve incluso a realizar su propio diagnóstico. En efecto, las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de entender la salud, tanto para los pacientes como para los profesionales de la medicina.

Por un lado, el paciente se ha convertido en un agente activo en los procesos médicos, pues cuenta con información antes incluso de acudir a la consulta y tiene la capacidad de contrastar opiniones y diagnósticos a golpe de un solo click. La era digital ha abierto una ventana de acceso a conocimientos antes reservados sólo a expertos en salud y, de hecho, la realidad es que el 60% de los internautas que hacen uso de internet para temas sanitarios se centran en la búsqueda de información sobre medicamentos.

Por otro lado, el colectivo sanitario está en pleno proceso de aprendizaje para adaptar el sistema de salud a la nueva generación de pacientes. Los avances en esta dirección se han centrado en la posibilidad de realizar reservas de citas médicas a través de la Red, una opción que goza con una fuerte aceptación de los ciudadanos con casi un 43% de usuarios. Pero este proceso de digitalización a nivel estatal apenas se ha iniciado: los pacientes 2.0 continúan demandando una atención digital por parte de sus médicos, con la posibilidad de intercambio de correos electrónicos, consulta de historiales médicos y asistencia continua y personalizada. Por este motivo, se hace imprescindible que los profesionales de la medicina adquieran una formación digital que gestione su nueva relación con el paciente y que les permita trasladar la capacidad de discernir qué es información de calidad en una sociedad sobreinformada.

Desde luego, internet es un arma de doble filo también en materia sanitaria: la sobreinformación es el mayor hándicap al que se enfrentan profesionales y pacientes, que tienen que lidiar con ingentes cantidades de información imprecisa y voces desautorizadas. Por eso es necesario que en la era de la inmediatez se permita al paciente la posibilidad de encontrar de forma instantánea respuestas científicas y veraces facilitadas por expertos cualificados en todas las especialidades médicas.

Se trata, naturalmente, de poner las nuevas tecnologías también al servicio de la salud del paciente. Así lo ha entendido Saluspot, una start up española que recibió un fuerte impulso gracias a la apuesta de la Fundación José Manuel Entrecanales, y que acaba de ser adquirida por Telefónica para su expansión definitiva. A través de una plataforma on line, establece un contacto directo entre profesionales sanitarios y pacientes a través de un servicio gratuito, ahorrando tiempo, desplazamientos y costes. Este ahorro va de la mano del rigor científico, ya que los expertos que están al otro lado de la pantalla son profesionales colegiados y reputados especialistas en determinadas áreas de salud que garantizan la fiabilidad del diagnóstico.

Además, las dudas médicas que surgen quedan registradas en la nube, por lo que no sólo se ayuda a la persona que lo necesita, sino también a millones de usuarios que pueden verse reflejados en las preguntas. De esta forma, se satisface una de las necesidades más demandadas de los pacientes: en concreto, el 36% de ellos buscan en la Red experiencias de otros usuarios con los que comparte dolencias. Una manera de adquirir más conocimientos acerca del comportamiento de una enfermedad e incluso de descubrir la manera idónea de afrontarla.

Los diagnósticos on line han revolucionado la forma de entender la relación médico-paciente. Enfrentarnos a los problemas de salud desde una pantalla no es una amenaza ni a la salud ni a los profesionales, siempre y cuando el rigor y la información de calidad sean una constante en las plataformas on line cualificadas. Es más, las nuevas tecnologías han abierto una nueva vía a la medicina para continuar velando por la salud que, sin serlo todo, sin ella, todo lo demás es nada.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios