El selectivo se desinfla a última hora

EL Íbex 35 se desinfló ayer en los últimos compases de la sesión, pero logró cerrar con una subida, aunque leve, del 0,08%, tras las palabras de la presidenta de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Janet Yellen, reconociendo que subir los tipos de interés en la reunión que el banco central estadounidense celebrará el próximo mes de diciembre "sería una posibilidad real". Las ganancias anuales del índice español se situaron en el 1,89%.

El selectivo se estancó en los 10.400 puntos, aunque mantuvo la senda alcista y encadenó tres jornadas consecutivas en positivo. Indra lideró los avances, con una subida del 3,5%. Banco Santander sumó un 1,5% y protagonizó la segunda mayor subida de la jornada.

Otro blue chip -empresas reconocidas que cuentan con una posición financiera sólida y estable- como Telefónica se anotó el tercer mayor avance, al ganar un 1,4%, con lo que se convirtió junto al Santander en el principal sostén del Íbex. Repsol sumó un 1% y BBVA un 0,3%.

En el lado de las pérdidas destacó Mapfre, que se dejó más de un 5% tras presentar resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, cuando la aseguradora ganó un 12,1% menos. Arcelormittal y OHL perdieron más de un 4%, mientras que Acerinox cayó un 3,7%.

El Íbex logró escapar de las pérdidas tras las palabras de Yellen, mientras que Fráncfort se dejó un 1% -afectado de nuevo por el escándalo de Volkswagen, que ayer perdió un 9,5%- y Milán un 0,7%. Londres y París se revalorizaron en torno a un 0,4%. El euro, por su parte, se intercambió por 1,0858 dólares y la prima de riesgo española se estabilizó en los 116 puntos básicos.

En el Mercado Continuo, donde se negociaron cerca de 4.084 millones de euros, Reig Jofre subió el 12,30% y Fersa perdió el 4,65%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios