La ventana

Luis Carlos Peris

Ya tardaba lo de vallar el estercolero

POR fin la autoridad ha dicho hasta aquí hemos llegado y le ha puesto vallas al sucio campo de las redes sociales. Hay que ver con lo beneficiosas que podrían ser dichas redes y cómo la incuria y la zafiedad han conseguido hacerlas intransitables. Al fin, la Justicia ha sentado jurisprudencia al condenar a una valenciana que hacía exaltación del terrorismo. A pesar de que Irene Villa, en una suerte de síndrome de Estocolmo incomprensible, no se siente inquietada por el aluvión de humillantes ataques recibidos por un impresentable edil madrileño, la Audiencia Nacional ha puesto pies en pared condenando a una joven valenciana a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo y humillación a sus víctimas. La interfecta firmaba como Madame Guillotine, lo que ya aclara mucho sobre su personalidad, con Miguel Ángel Blanco e Irene Villa en su diana. Al fin...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios