Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

De la tierra

VIRGINIA, la ganadora de Masterchef, representa la voluntad sincera, el esfuerzo de quienes han bregado mucho en la vida, han ido aprendiendo sin cansarse, a veces sin darse cuenta, y aprovechan las oportunidades sin sacar la banda de música. Manejando a egos poderosos en varios contrincantes que no estaban a la altura, ha mantenido una línea constante en un concurso con muchos altibajos, un programa que se antoja en algunas noches desesperante de largo y un jurado que debe renovar su papel y su actitud.

De no haber tenido al lado a su hermana Raquel tal vez Virginia no hubiera contado con esa dosis de confianza extra que le ha mantenido la moral alta durante todo el programa. Sí, a veces las hermanas subrayaban una pose algo chirriante, excesivas por su propia personalidad, pero de nuevo ese carácter nuestro, esos gestos de la vecina buena gente de enfrente, les llevaron a mantenerse en un concurso donde además de la habilidad y el talento también influye un buen estado de ánimo.

Virginia es justa vencedora de una edición floja en el nivel de los concursantes, como se demostró este mismo miércoles en la prueba de los platos de Quique Dacosta. Tiene que ser difícil hallar diamantes en bruto de un montón de gente que se presenta al casting con sus bandejas de ensaladilla, pero a Masterchef se le nota rutina en la selección.

Virginia elaboró en la final un menú muy andaluz, muy jerezano, aprovechando de lo mejor que da esta tierra y con ese aire de cocina de abuela, con toques e ingredientes de renovación culinaria. Ante una audiencia que aún sigue creyendo que donde mejor se come es en Cataluña o en el País Vasco, Virginia pregona que los andaluces saben trabajar, se esfuerza e innovan y dan de comer bien. Que no sólo somos esos pandereteros cantarines y esa gente que parece estar siempre de fiesta como se empeña en contarnos Canal Sur. Hay otros andaluces y, por ejemplo, ganan programas en La 1.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios