La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Como el tío te agarre, aviado vas

Igual da que da lo mismo, pues si alguien posee el don de la ubicuidad en versión efectividad ese es don Joaquín Moeckel y Gil por su sanluqueña madre. No se sabe de un contemporáneo con más movilidad y menos tiempo perdido, que lo mismo está junto a Morante en el callejón de cualquier plaza que solucionando cuestiones desde su bufete de Tomás de Ibarra. Si una vez saltó a la fama por cómo agitó a Sevilla para que el Salvador no se cayese a pedazos, ahora es noticia por cómo ha puesto a los bancos a cavilar en el asunto de las cláusulas suelo. Un problema del que no se escapaban ni las cofradías, que es sector con sitio privilegiado en el corazón de este letrado. Se dice que a las hermandades del Baratillo y de la calle Pureza les ha hecho sendos quites que han colmado de gozo a sus tesorerías. Y es que como este alemán del Arenal coja algo por banda...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios