La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Al toreo sólo le queda el clavo de Vox

Diferentes estrategias, pero con idénticas consecuencias. Iba a decir objetivos, pero dejémoslo en consecuencias, total qué más da. Así como en Cataluña cerraron las plazas por el ordeno y mando supremacista de la izquierda radical, en nuestra tierra no dejan que se reabran usando la vaselina para acabar con la Fiesta como con anestesia. La sentencia del consejero omnímodo acodado en el atril como en una cervecería de Larios o en una tasca de la Trinidad para en vez de decir "niño, llena ahí" apuntillar al toreo desentendiéndose de sus problemas económicos ha sido definitivo. Blanco y en botella, al toreo sólo le queda el clavo ardiendo de Vox en el que agarrarse. El problema está en un tiempo precioso que juega en contra de un sector maltratado por unos políticos que esgrimen la peligrosidad sanitaria como arma eficacísima contra un objetivo tambaleante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios