La ventana

Luis Carlos Peris

De cuando veinte años es muchísimo

EFECTIVAMENTE, veinte años da para mucho, pero rara vez da para tanto como ha dado en el controvertido cuadro que Antonio López ha hecho de la Familia Real, o, mejor dicho, de lo que fue la Familia Real. Eso de que ni son todos los que están ni están todos los que son puede aplicarse al asunto sin temor a apartarse un solo ápice de la verdad. Cuando el gran pintor manchego dio su primera pincelada estaba a punto de entrar en la familia Jaime de Marichalar y ni a temer la llegada de un reputado balonmanista. Por supuesto que la hoy Reina de todas las Españas ni siquiera se había asomado a telediario alguno y de abdicaciones ni por asomo se hablaba en un tiempo en que el prestigio de la Corona continuaba incólume. Desde la nostalgia del tango se concluye que veinte años no es nada, pero en la crudeza pictórica no cabe duda que veinte años es tela.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios