La esquina

josé / aguilar

Yo lo veo muy negro

LO siento, pero veo muy negro el panorama y muy difícil encontrar una salida al conflicto de Cataluña y España. El Gobierno catalán ha perdido por completo el control de la marea soberanista que fomentó irreflexivamente, y el Gobierno español no ha encontrado la fórmula política de afrontarla y combatirla sin saltarse la legalidad constitucional que está obligado a defender.

La situación no ha hecho más que empeorar. La Diada de 2012 se convirtió en una masiva manifestación por el derecho a decidir (de los catalanes). La Diada de 2013 ha sido un clamor por la independencia. No es lo mismo. Los encadenados del miércoles pasado no exigían ya el referéndum, sino que aclamaban una de las respuestas posibles al referéndum cuando aún no ha sido convocado: quieren romper con España.

Cierto que no se cambia un estatus político en la calle, sino a través del voto de todos los ciudadanos, los de la minoría callejera y los de la mayoría que se quedó en casa, pero la ola secesionista crece sin cesar, a lomos de una insatisfacción con la crisis socialmente extensa y profunda, la reinvención mítica de la historia y la falsificación del presente desde el mismo poder autonómico para ocultar su impotencia. Gran parte de la tribu ha sido convencida de que sus males vienen de la opresión foránea y no de la incompetencia de sus propios jefes y hechiceros. No hay datos objetivos, pero eso importa poco cuando priman los sentimientos y las emociones.

¿Qué hay enfrente de esta vorágine separatista? Una Generalitat, la de Artur Mas, atrapada en un proceso que se le ha ido de las manos y que ha llegado tan lejos que resulta complicado reconducirla hacia el pacto fiscal que posiblemente contemplara como plan B para contentar a sus socios de Unió, buena parte del mundo empresarial y financiero y el electorado pragmático y enemigo de las aventuras. Y un Gobierno, el de Mariano Rajoy, contemplativo y sin discurso alternativo al que ha terminado siendo dominante en Cataluña. Incluso en el peor supuesto, el de aceptar la consulta y asumir un resultado a favor de la independencia, ni el Gobierno ni el PSOE podrían ofrecer otra cosa que reformar la Constitución... por el procedimiento que la Constitución establece (con referéndum en toda España, entre otros requisitos).

Por eso lo veo negro. También digo: si hemos derrotado al terrorismo después de 800 muertos, ¿cómo no vamos a ser capaces de arreglar este conflicto sin sangre?

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios