La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Hay que ver qué mancha la del derbi

Ríos de tinta, tinta verde, tinta roja, tinta de color indefinido, pero caudalosos ríos como resaca del último derbi. Y en el buenismo imperante, la opción más recurrente ha sido caer en que todo fue una vergüenza que ha manchado el nombre de Sevilla. Que hay que ver qué salvajada la del palito de plástico, que vaya vergüenza con el teatro que originó la suspensión del partido, todo como algo que llena de oprobio el nombre de esta ciudad, tan limpio y con una situación tan boyante y tan libre de carencias elementales. Sesudos comentaristas se han lanzado al ruedo de algo tan farisaico como lo políticamente correcto para encontrar en el malhadado sábado de derbi un baldón incomprensible en una ciudad tan libre de manchas. Ni la falta de una red de transporte subterráneo ni el timo de los túneles birlados ni la cochambre manchan, sólo el palito y el teatro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios