Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

¿Y si en vez de Zozulya hubiese sido Messi?

Aun reconociendo que la maldad humana es ilimitada, lo del rapero infame lo traspasa todo

Por si el asunto no resultase lo suficientemente deleznable, un rapero infame y más conocido en las cloacas sociales que en los escenarios ha venido a ponerle la guinda a tan pestilente tarta. Sólo le faltaba al caso Zozulya la meadita de un miserable deseándole la muerte a todo el Betis por haber defendido a su compañero. Es el estrambote para un caso que nació de la incuria de un periodista al que nadie le ha cantado aún las cuarenta.

No salgo de mi asombro en todo este asunto, pues, aun reconociendo que la maldad humana es ilimitada, en este tema se han cruzado todas las líneas rojas. Y todo nace de un cretino que confundió el culo con las témporas y que anda en la moda de calificar de fascista todo lo que no le gusta. No voy a ser yo el que le recuerde al mundo la sarta de errores que componen esta intentona de linchamiento por una gentuza que no se caracteriza, precisamente, por su tolerancia.

Fíjese en el currículum de esos grupos y verá que el que dice defender la filosofía vallecana tiene una hoja de servicios de no te menees. Ahora, a ver qué hace el futbolista para vivir de su profesión, para ejercer el sagrado derecho al trabajo. Con las puertas cerradas por la legislación deportiva, al hombre sólo le dejan la alternativa rayista y aunque vino avalado por la frase de Marcos Álvarez de que si tenía que meter la cabeza en un avispero la metía, el que le espera es de órdago.

Y si no acepta jugar en Vallecas a ver qué hace de aquí a junio, pero es que si acepta entrar en dicho avispero con qué ánimo va a jugar ante esos que quieren lincharlo. Por cierto, a esos salvaguardadores de las esencias de la izquierda le preguntaría que si en vez de Zozulya es Messi el difamado que iba a fichar el Rayo también habrían obrado igual. Es todo esto un caso repugnante que surgió de la mente descerebrada de un periodista que denigra esta aún digerible profesión.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios