La ventana

Luis Carlos Peris

En vez de policías, paniaguados

SENTENCIA con tintes filosóficos y con la que uno de esos impresentables que protagonizan la telebasura justifica sus desmanes. La noche me confunde, dice el cubano que se vino a España a fin de rentabilizar sus recursos genéticos. Bueno, pues en Sevilla la noche no sólo confunde a estos angelitos, sino que la confusión campa a sus anchas, sobre todo por falta de vigilancia. Con la de puestos que se crearon en el Ayuntamiento para solaz de amiguetes y así contribuir a la recaudación que permita al partido seguir viviendo, resulta que la plantilla de policías no da ni para mantener el orden en sólo un barrio cuando cae el oscuro manto nocturno. Resulta que los taxistas se sienten indefensos ante tanta confusión y que el peligro se incrementa cuando se da algún espectáculo multitudinario. Dicen que haría falta trescientos policías más y... trescientos paniaguados menos para una vida más normal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios