VIAJE Pedro Sánchez irá la semana que viene a Pekín para reunirse con el presidente chino

LA Bolsa española perdió ayer un 0,64% y los 11.700 puntos, en una sesión que se vio afectada por la recogida de beneficios tras los máximos cosechados en los últimos días y en la que los inversores mantienen la atención en Grecia y las actas de la Fed de EEUU.

Con la prima de riesgo en el entorno de los 103 puntos básicos, el principal selectivo español, el Íbex 35, se dejó 75 puntos, hasta los 11.655,50 puntos, con lo que las ganancias anuales se reducen al 13,39%.

En el resto de Europa, la tendencia fue la misma que la de la Bolsa española; Milán perdió el 0,54%; París, el 0,28%; Londres, el 0,35%; y Fráncfort, el 0,72%.

Tras los máximos cosechados ayer, la Bolsa española comenzó la sesión animada, muy cerca de los 11.800, gracias al tirón de Repsol y los bancos. Una tendencia que no obstante duró poco, ya que el mercado nacional, afectado por la recogida de beneficios, comenzó a cotizar en negativo.

En Europa, los inversores estaban atentos a Grecia, cuyo primer ministro, Alexis Tsipras, se reunió con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y firmó un Plan de Acción para 2015-2016 que prevé la cooperación en distintos ámbitos para recuperar los niveles de intercambio comercial entre ambos países.

De vuelta a España, todos los grandes valores cerraron a la baja, ya que BBVA se dejó el 1,35%; Iberdrola, el 1,09%; Santander, el 0,95%; Repsol y Telefónica, el 0,72%; e Inditex, el 0,61%. Amadeus fue el valor más bajista al caer el 1,38%, mientras que por el contrario, OHL fue el que más subió, el 2,66%, seguido de Sacyr, que ganó el 1,36%.

En el mercado continuo, CVNE destacó al perder el 5,47%, y San José al ganar el 5,26%. En una sesión en la que el euro cotiza a 1,08 dólares, la Bolsa española negoció más de 4.200 millones de euros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios