EL Íbex 35 avanzó ayer un 1,08% al cierre de mercado y recuperó los 10.000 puntos, después de encadenar cuatro sesiones al alza. En la semana, el selectivo se anotó un 1,5% y se estableció en los 10.072 enteros.

Entre los grandes, el mayor empuje lo protagonizó Inditex, con un ascenso del 1,69%, mientras que BBVA sumó un 0,99% y Santander un 1,22%. Telefónica ganó un 1,11% y Repsol un 1,38%.

Grifols lideró los avances y sumó un 2,70%, seguido de ACS (+2,20%). Bankia repuntó un 2,19% y se erigió como el tercer valor que más se revaloriza. También destacaron DIA (+1,96%) e IAG (+1,85%). Las mayores pérdidas se quedaron por debajo del 1% y correspondieron a Caixabank (-0,88%), BME (-0,69%) y Enagás (-0,68%).

Así pues, el Ibex encadenó cuatro sesiones en positivo y cerró la semana sólo con una sesión, la primera, en pérdidas. Bankinter se revalorizó un 8,77% en las últimas cinco sesiones y Bankia un 8,62%. Santander ganó un 2,18% y BBVA un 2,14%, mientras Telefónica se decantó por las pérdidas (-0,22%). Viscofan encabezó los números rojos, con un descenso del 4,58%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española se relajaba en el entorno de los 195 puntos básicos. El euro, por su parte, reforzó u posición y se intercambió al cierre por 1,3613 dólares.

"La relativa calma en las emergentes, las contundentes palabras de Mario Draghi y un buen dato de empleo en EEUU terminaron por devolver al mercado a la tendencia alcista predominante en los últimos meses", explicó el analista de XTB Francisco Sánchez-Matamoros. El experto también valoró que la próxima semana arrancará con la rentabilidad del bono español a 10 años en mínimos previos a la crisis. "Hay que recordar que se trata de uno de los principales catalizadores en la renta variable debido al peso que tiene el sector financiero en el Íbex".

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios