Sevilla FC Sampaoli se estrenará como 'streamer' en Twitch este jueves

Javier Candilejo

Coronavirus, el virus del despertar

Hace unos días aparecieron en prensa algunas medidas que los responsables de los centros hospitalarios habían tomado a propósito del coronavirus. A saber, se permitía un solo acompañante por paciente en las habitaciones, se pedía que en los pasillos no hubiera gente (excepto el personal sanitario, obviamente) y las recomendaciones generales de lavarse las manos, estornudar en el codo para minimizar el impacto o auxiliarse de un pañuelo para toser, etcétera. Y me pregunto si de repente les habrá venido la cordura a esos responsables, al adoptar estas medidas que son de puro sentido común y que deberían haber existido desde siempre.

Todos en alguna ocasión hemos sido pacientes o acompañantes en centros hospitalarios y hemos tenido la experiencia de estar no en una habitación de hospital, sino en una cafetería, centro lúdico o recreativo por el excesivo número de personas en las habitaciones. Una situación antihigiénica e insalubre y difícilmente entendible en un hospital; teniendo en cuenta, además, que la mayoría de las habitaciones son compartidas. Corrillos de gente en cada esquina o pasillo, como si de un centro comercial se tratase. Ya es hora de que los centros hospitalarios sean lo que deben ser. Un espacio para el cuidado y bienestar del enfermo y no una algarabía de gente en habitaciones y pasillos, transitando como si eso fuese un mercado. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios