Esteban Mellado

Problemático acceso a Camas

La reforma de la pasarela desde Camas a Sevilla por el puente de la Señorita es una buena noticia para la agilización del transporte público y el arreglo de una vía, muy usada, en deplorables condiciones. Sin embargo, es una pésima noticia para todas aquellas personas que la usaban para sus desplazamientos entre Camas y Sevilla con ciclomotores o motos de pequeña cilindrada.

Son muchos los jóvenes y estudiantes que usan este medio de transporte para ir a la universidad y también muchas personas para acudir a sus trabajos o a sus necesidades en Sevilla. Salvo esta vía que ahora se reformará, la comunicación vial entre Camas y Sevilla es exclusivamente por autovía, por donde no pueden circular los ciclomotores y es peligroso que circulen las motos de pequeña cilindrada, especialmente a la vuelta desde Sevilla a Camas, pues los desvíos para acceder a Camas son por el carril izquierdo de la SE-30, lo que supone un gran peligro para motos de pequeña cilindrada.

Lo cierto es que este acceso a través del puente de la Señorita se ha venido usando regularmente por muchas motos de pequeña cilindrada y ciclomotores, descartada la autovía para estos vehículos, y esto no será posible con el futuro uso de esta vía, reservada al transporte público y de sentido reversible por tramos horarios. El uso de este tipo de vehículos para los desplazamientos entre Camas y Sevilla descongestiona la ciudad de coches, que sería la alternativa para quien disponga de ellos dado lo deficitario del transporte público entre Sevilla y esta parte de su área metropolitana, y facilita los desplazamientos a muchas personas que resultan totalmente olvidadas con esta medida.

Es plausible el intento de mejorar el transporte público, pero no a costa de obviar una problemática que es real y que debería tener respuesta por parte de las administraciones públicas, como es la imposibilidad de desplazarse entre Camas (en realidad, el Aljarafe) y Sevilla en un medio de transporte tan útil como abundante. El arreglo, imprescindible por otra parte, de esta vía debería consistir, en mi opinión, en una plataforma de comunicación vial de doble sentido para ciclomotores y motos de pequeña cilindrada, junto a un carril bici y un carril peatonal, lo que, entiendo, se podría compatibilizar con el uso para transporte público. Ello, por supuesto, con buena iluminación, arreglo adecuado de los márgenes, actualmente en estado deplorable, y, desde luego, con un mantenimiento adecuado y continuo que nunca ha tenido. Con ello se daría respuesta al transporte público, pero también a la necesidad perentoria de comunicar el Aljarafe y Sevilla mediante bicicleta, ciclomotores y motos de pequeña cilindrada. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios