Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Ramón Doria

Las gentes y sus epítetos

Todos los recién nacidos somos gentes buenas, muy buenas, óptimas e incluso excelentes, lo que ocurre es que “las circunstancias” nos malean. Bakunin (1814/1876) nos dejó dicho: “Un hombre nacido en una sociedad de animales queda, con pocas excepciones, como un animal; nacido en una sociedad gobernada por sacerdotes, se convierte en un idiota, en un beato; nacido en una banda de ladrones, será probablemente ladrón; nacido en la burguesía, será un explotador del trabajo ajeno; y si tiene la desgracia de nacer en la sociedad de los semidioses que gobiernan la tierra, nobles, príncipes, hijos de reyes, será, según el grado de su capacidad, de sus medios y de su poder, un despreciador, un esclavizador de la humanidad, un tirano”.

Antes, Voltaire (1694/1778) decía: “Todos los vicios reunidos de todos los tiempos y en todos los lugares nunca igualarán los males que produce una sola guerra” y “en tanto que el capricho de algunos hombres degüelle legalmente a millares de nuestros hermanos, la parte del género humano consagrada al heroísmo será lo más espantoso de la naturaleza”. Ahora asistimos impasibles a que Trump, desviando la atención tras el impeachment, pueda provocar que millones de individuos se vean abocados a otra maldita guerra. ¿No será llegado ya el tiempo de que el 99% nos rebelemos? 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios