Antonio Melado

La grandeza de la democracia

Después de un larguísimo e interminable itinerario de negociaciones y varios encuentros con las urnas, para configurar algo inusual en la historia política de nuestro país, hemos llegado al establecimiento de un Gobierno de coalición progresista, que será quien regirá el destino de nuestro futuro bienestar próximamente. Y si esto sale mal, habría que atribuir la responsabilidad a la totalidad del pueblo español, que ha sido quien lo ha decidido con sus votos en las pasadas elecciones. No obstante, el ciudadano responsable valora la libertad de opinión de todas las formaciones políticas que aparecen en el arco parlamentario, sean del signo que sean, las cuales están amparadas por la Constitución de 1978, como pudimos comprobar en los debates previos a la votación para la elección del presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Es la grandeza de la democracia, observar y sentir cómo al ciudadano expectante se le pone la carne de gallina cuando en la tribuna de oradores escucha cómo se expresa el representante de Bildu o cómo manifiesta su opinión la de ERC. También a otros espectadores les ocurrirá lo mismo cuando escuchan al presidente del PP o a su homólogo de Vox, expresando que, poco menos, llegará a España el Apocalipsis o de nuevo caerán sobre nuestro país las doce plagas de Egipto. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios