Pablo Alejandre

Y la juez retrocedió

Como era predecible, la juez Rodríguez-Medel ha reblado ante las fuertes presiones recibidas para archivar la causa contra el delegado del Gobierno en Madrid por autorizar la bomba vírica hembrista del pasado 8 de marzo.

Es evidente que las acometidas judiciales tanto de la Abogacía como de la Fiscalía del Estado, que en realidad lo son del Gobierno, han condicionado decisivamente a la magistrada para que su libre apreciación de las pruebas fuese lo menos libre posible y dictaminase así que no había fundamento suficiente para la acusación.

Las razones que aduce en su auto de archivo parecen, desde luego, bien argumentadas, pero la verdad es que, con esos mismos mimbres, podría haber hecho un cesto muy diferente; aunque, eso sí, habría necesitado estar hecha, ella misma, de una pasta especial. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios