Siempre he pensado que los libros tienen algo mágico. Cada una de sus páginas esconde un misterio que queremos descubrir mientras avanzamos ansiosamente. Desde mis 21 años he podido ver la evolución de ello, de cómo la escuela nos mandaba para leer dos o tres libros por trimestre y de repente mirar fijamente una pantalla durante cinco horas diarias. Cuando tenemos la oportunidad de leer un libro, podemos apreciar su agradable aroma a nuevo.

Luego, al comenzar a leer, vamos desvelando dicho misterio, descifrando cada palabra, cada frase, sin que ninguna sobre ni falte. Pero hace cinco años todo empezó a cambiar, gran parte de la población lectora ocasional ha sustituido los libros por las redes sociales o plataformas de contenido cinematográfico, que hoy por hoy son las aficiones más habituales para nosotros, los jóvenes. Es cierto que la pandemia por el Covid-19 ha producido un leve incremento de lectores en España.

Sin embargo, el número de consumidores literarios sigue siendo ínfimo. Considero que la lectura es la puerta esencial para acceder al conocimiento. Es por ello que te animo a coger un libro después de leer este texto, y emprender un trayecto que te cambiará la vida. Porque, como dice el célebre autor Abel Pérez Rojas: “Un buen libro es una voz sabia junto a ti”. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios