Manuel Fernández, profesor del colegio Altair

Sevilla

No sobra nadie

Soy profesor de Altair, un colegio concertado en una de las zonas más desfavorecidas de Sevilla. En mis clases tengo alumnos de distintas nacionalidades y procedencias, generalmente de poco poder adquisitivo y con un déficit cultural bastante evidente.

Nos esforzamos por acogerlos a todos y no escatimamos en esfuerzos ni cariño para hacerles sentir en su casa. Muchos de ellos proceden de otros colegios y se incorporan en 1º de ESO, y al principio se muestran cautos cuando les decimos que ésta es su casa. No parecen creer lo que les decimos y no están habituados a ver a los profesores y el colegio como algo suyo.

No obstante, no tardan en acostumbrase y, lo que es mejor, en disfrutarlo. El que más y el que menos, al llegar la Navidad, ya dedica unas palabras a su profesor con una postal, en muchos casos autofabricadas, manifestando su agradecimiento y su satisfacción con su profesor y su nuevo colegio. Hemos sobrepasado sus expectativas y sus miedos.

Hoy, al entrar en clase, uno de mis nuevos alumnos se dirigió a mí, preocupado: –“Don Manuel ¿qué va a pasar con nosotros? ¡Yo no quiero irme a otro colegio! ¡No he aprendido nunca tanto y no sé qué me pasa que estoy feliz! Usted nos dice continuamente que aquí no sobra nadie, pero mis padres me dicen que si se hace privado no pueden pagarme el colegio, entonces sí que sobra”. Estas palabras me dolieron y me recordaron la Resolución Europea del 12 de junio de 2018 en la que se establece que “la libertad de educación solo será efectiva si las escuelas pueden acceder de forma adecuada a la financiación pública”.

Mi pregunta es la siguiente: ¿hasta cuándo esta lucha que persigue un vencedor y un vencido? ¿Hasta cuándo vamos a esperar para resolver este conflicto de manera que todas las partes ganen? Sólo hace falta respeto a las libertades y a las conciencias y financiación pública para todos los colegios tal y como refleja la resolución anteriormente citada. Muchas gracias. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios