Elecciones en cuanto sea posible

Poco puede hacer un Gobierno tan frágil con unos apoyos que responden a intereses tan diversos y contrapuestos

El ya presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cumplido con el que, según ha manifestado, era su principal objetivo: desalojar del Gobierno a un partido azotado continuamente por los escándalos de corrupción. Para ello, ha usado una herramienta constitucional y perfectamente legítima, la moción de censura, pero también ha necesitado el apoyo de grupos y fuerzas muy variopintas, que van desde el posibilismo democristiano del PNV al populismo neoizquierdista de Podemos, pasando por otros votos menos presentables como los independentistas catalanes o los abertzales de Bildu. Estamos ante una auténtica ensalada de siglas (un gobierno Frankenstein, dicen algunos) con la que será muy difícil, si no imposible, gobernar una vez haya pasado la euforia de haber echado de la Moncloa al adversario común, más si se tiene en cuenta que topará una y otra vez con el Senado, donde el PP tiene una cómoda mayoría absoluta. Pedro Sánchez debe ser muy consciente de sus limitaciones y, sobre todo, de las circunstancias en las que ha llegado al poder. Sobre todo, no debe caer en la tentación de, para mantenerse en el poder, hacer concesiones importantes e irreparables a partidos que o ponen en duda la validez del sistema y la Constitución o, directamente, quieren acabar con España como comunidad política.

El nuevo Gobierno que se dará a conocer en unas horas será uno de los más frágiles de nuestra historia reciente, precisamente en unos momentos en los que el país tiene que afrontar unos retos especialmente complicados, como la rebelión catalana o la consolidación de la recuperación económica. Mientras menos tiempo esté el Ejecutivo en esta situación de debilidad, mejor para los intereses generales del país. Por tanto, Pedro Sánchez debe convocar elecciones en cuanto sea posible (lo cual no significa de manera inmediata) para darle a los ciudadanos la oportunidad de armar una nueva mayoría con la que afrontar los retos futuros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios