Más excelencia en los centros públicos

Lo lógico sería que cada capital de provincia, y no sólo Sevilla, contase con un instituto con Bachillerato Internacional

Tras las informaciones aparecidas en los periódicos del Grupo Joly, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha recapacitado y garantizará la financiación del programa de Bachillerato Internacional que se imparte en el IES Martínez Montañés de Sevilla, el único que actualmente existe en un centro público de nuestra comunidad autónoma. Los fondos destinados a dicho programa, que se lleva impartiendo desde 1989, empezaron a verse mermados y amenazados desde el curso 2012-2013, y sólo la insistencia y la buena administración de los profesionales del instituto sevillano han conseguido que todavía sea una realidad.

Las garantías dadas por la Junta de que seguirá apoyando al centro -en el que estudian los primeros expedientes no sólo de Sevilla, sino de toda Andalucía- es una buena noticia, pero insuficiente. Lo lógico sería que cada capital de provincia de nuestra autonomía contase con un IES en el que se impartiese el Bachillerato Internacional, un programa que facilita el acceso a la élite universitaria y que, por tanto, es más que útil para garantizar la igualdad de oportunidades, herramienta fundamental en la movilidad social y en la redistribución de la riqueza. Teniendo en cuenta que Andalucía tiene una población escolar de más de 1,8 millones de alumnos, no creemos exagerada esta reivindicación.

Desde este periódico hemos defendido en más de una ocasión la necesidad de que la Junta apueste de una manera más decidida por la excelencia educativa, nuestra gran asignatura pendiente en la materia. Una vez que ya se ha conseguido la práctica alfabetización de toda la población y la escolarización plena de los menores, así como que las condiciones socioeconómicas apenas sean un obstáculo para cursar una carrera universitaria, hay que plantearse muy en serio apostar decididamente y sin complejos por los estudiantes mejor dotados. Andalucía, como cualquier comunidad, necesita de una materia gris altamente cualificada, más en la llamada sociedad del conocimiento, donde las habilidades intelectuales son fundamentales para estar en el grupo de las zonas más desarrolladas y dinámicas.

El Bachillerato Internacional es un camino más -desde luego no el único- para que los estudiantes más brillantes adquieran la formación para la que están capacitados. La Junta debe comprender que un mayor esfuerzo en esta línea tendría efectos muy positivos para Andalucía en un medio plazo. La búsqueda de la excelencia merece la pena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios