turismo

Barcelona reduce un 95% la oferta ilegal de pisos turísticos y ordena el cierre de 4.900 desde 2016

Cartel de 'se alquila' Cartel de 'se alquila'

Cartel de 'se alquila'

Comentarios 2

La teniente de alcalde de Urbanismo, Movilidad y Ecología de Barcelona, Janet Sanz, celebró que el plan de choque contra las viviendas de uso turístico ilegal ha permitido reducir de 5.875 en 2016 a 272 en 2018 los anuncios sin número de licencia obligatoria en internet, un 95% menos. En relación a la detección de pisos, desde el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018 se ha ordenado cerrar 4.900 pisos ilegales y, de éstos, el Ayuntamiento ha comprobado que dos de cada tres (62%) ya han dejado de operar, y Sanz aseguró que trabajan para que todos se cierren.

En este sentido, explicó que las inspecciones de recomprobación han detectado cerca del 95% de cumplimientos, y se ha constatado que 937 pisos se han convertido en contratos de alquiler de larga duración y 234 son domicilio del propietario: "Casi 1.200 pisos han vuelto al parque residencial de Barcelona". De finales de 2016 a finales de 2018 se han abierto 13.014 expedientes disciplinarios y se han impuesto 6.453 sanciones, cinco veces más que en el período 2014-2016, cuando se iniciaron 2.556 expedientes y se impusieron 1.001 sanciones.

La concejal destacó que la aplicación de las sanciones previstas por la ley, el aumento del equipo de inspección y detección -que ha pasado de 20 a 100 personas- y el uso de herramientas tecnológicas como la araña web han contribuido a disminuir una actividad que había proliferado de forma descontrolada.

El Consistorio ha inspeccionado 107 edificios sospechosos de ejercer actividad turística ilegal, lo que ha derivado en 95 órdenes de cierre y 72 sanciones, la mayoría de los casos pensiones encubiertas bajo la tipología de alquiler de habitaciones y viviendas unifamiliares o pisos grandes que se alquilaban por partes sin licencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios