Panorama

Grecia se acerca al final del rescate al superar la banca las pruebas de estrés

  • El sistema financiero podría resistir incluso en un escenario adverso, según los análisis

Clientes en la cola del Banco Nacional de Grecia durante el corralito de 2015. Clientes en la cola del Banco Nacional de Grecia durante el corralito de 2015.

Clientes en la cola del Banco Nacional de Grecia durante el corralito de 2015. / archivo

Grecia entra en la recta final del rescate con una banca con un estado de solvencia firme y unos pronósticos favorables, según los resultados de las pruebas de resistencia realizadas por el Mecanismo Único de Supervisión (SMS, por sus siglas en inglés) publicadas ayer.

De acuerdo a este análisis, en el peor de los casos los cuatro principales bancos continuarán teniendo en tres años un ratio de capital de máxima calidad superior al 5,5%, considerado como la barrera crítica.

En el escenario adverso, los cuatro bancos calificados como sistémicos -Alpha Bank, Eurobank, Banco Nacional de Grecia y Banco del Pireo- sufrirían hasta 2020 una reducción del capital media de 9 puntos porcentuales, lo que corresponde a unos 15.500 millones de euros.

En concreto, la reducción del ratio de capital de máxima calidad (CET1) fue de 8,56 puntos porcentuales en el caso del Alpha Bank; de 8,68 puntos porcentuales en el del Eurobank; de 9,56 puntos para el Banco Nacional de Grecia (NBG) y de 8,95 puntos para el Banco del Pireo.

Las pruebas se realizaron siguiendo la misma metodología que se aplica en toda la Unión Europea, pero mientras que los resultados del resto de países se anunciarán en noviembre, en el caso de Grecia se decidió adelantar el análisis porque en agosto concluye el tercer programa de asistencia financiera y en caso de necesidad los bancos tendrían tiempo a recapitalizarse.

Según comunicó el Banco Central Europeo (BCE) en un comunicado, el punto de partida para el análisis era la situación de los cuatro bancos a finales de 2017.

De acuerdo a estos resultados, la situación del Alpha Bank es la mas favorable, tanto en lo que afecta a su solvencia inicial como a la evolución del ratio de capital en ambos escenarios.

El análisis se realizó partiendo de un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 2,4 % en 2018; 2,5% en 2019 y 2,4% en 2020 para el escenario base, y de una caída del PIB del 1,3% en 2018; del 2,1% en 2019 y una subida del 0,2% en 2020 en el escenario adverso.

El BCE recalcó que el sentido de este análisis no era dar ni aprobados ni suspendidos, ni tampoco especificar eventuales necesidades de recapitalización, algo que deberán estudiar posteriormente las autoridades supervisoras haciendo un estudio caso por caso.

En el tercer programa de asistencia financiera firmado en 2015 se reservaron hasta 25.000 millones para la banca, de los cuales 10.000 millones se depositaron como ayuda inmediata en el Fondo Helénico de Estabilidad Financiera.

Tan solo se ha usado algo menos de la mitad, pues las pruebas de resistencia realizadas a finales de 2015 resultaron mejores de lo esperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios