Panorama

Pyongyang critica con dureza a EEUU por el acuerdo de desarme

  • Corea del Norte califica la postura estadounidense en las negociaciones de "lamentable"

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, momentos antes de abandonar ayer Corea del Norte. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, momentos antes de abandonar ayer Corea del Norte.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, momentos antes de abandonar ayer Corea del Norte. / efe

Corea del Norte criticó duramente la actitud de Estados Unidos en las negociaciones para su desnuclearización, unas horas después de que abandonase el país el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Cuando Pompeo ya había llegado a Tokio tras dos días de conversaciones en Pyongyang por las negociaciones de desarme nuclear, el Ministerio de Exteriores del régimen comunista norcoreano calificó de "lamentable" y "preocupante" la postura del Gobierno de Donald Trump en las conversaciones.

Y ello ese a que el propio secretario estadounidense de Estado, poco antes de abandonar Pyongyang, había asegurado que se habían alcanzado progresos "en casi todos los temas centrales", sin dar más detalles.

Sin embargo, en un comunicado divulgado por la agencia estatal KCNA, el régimen norcoreano aseguró que la demanda de Estados Unidos para que su desnuclearización sea "unilateral y forzada" fue "lamentable", al tiempo que reiteró su petición de que el desarme se produzca de forma "gradual".

El régimen norcoreano calificó el resultado de las conversaciones de "preocupante" y dijo que no han servido para fortalecer la confianza entre ambas partes, sino para "encarar una fase peligrosa en la que nuestra voluntad de desnuclearización podría tambalearse".

Un portavoz del Ministerio norcoreano de Exteriores afirmó que Washington expresó unas demandas "en contra del espíritu" de la histórica cumbre de junio en Singapur entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El pasado 12 de junio, ambos mandatarios firmaron una declaración con la que dijeron abrir una nueva era de relaciones y en la que el régimen norcoreano se comprometió a trabajar por la "total desnuclearización" si Washington garantizaba su supervivencia.

Pero el documento no aportó detalles y, pasadas varias semanas, el escepticismo y las dudas en torno a la viabilidad del acuerdo van ganando fuerza. En este contexto se celebró la visita a Pyongyang del responsable de la diplomacia de Estados Unidos, presionado para alcanzar acuerdos tangibles y que no llegó a reunirse con Kim Jong-un, como sí ocurrió en sus dos viajes previos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios