Panorama

Trump no eximirá a ningún país de sus aranceles al acero y al aluminio

  • La empresa sueca Electrolux suspende una inversión millonaria en EEUU a causa de esta medida

Donald Trump habla por teléfono en el Despacho Oval, en una imagen de enero de 2017 pero difundida el viernes. Donald Trump habla por teléfono en el Despacho Oval, en una imagen de enero de 2017 pero difundida el viernes.

Donald Trump habla por teléfono en el Despacho Oval, en una imagen de enero de 2017 pero difundida el viernes. / michael reynolds / efe

Los aranceles que el presidente de EEUU, Donald Trump, planea imponer a las importaciones de acero y aluminio serán generales, y no se contempla hacer excepciones para ningún país, aunque sí podrían hacerse para ciertas "situaciones" particulares, aseguró el viernes la Casa Blanca.

"Lo que ha anunciado el presidente son aranceles generales, del 25% al acero y el 10% al aluminio, sin excluir a ningún país", dijo un alto funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica.

Trump adelantó el jueves que "la próxima semana" aprobará la imposición de aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio de algunos países, y que éstas estarán en vigor "por un largo periodo de tiempo".

El presidente no aclaró si sus aranceles serían generales o si estaría dispuesto a contemplar excepciones para algunos aliados de EEUU, como los países de la UE o Canadá, que es su mayor proveedor de aluminio y de acero.

El funcionario de la Casa Blanca aseguró, sin embargo, que en su reunión a puerta cerrada con ejecutivos del sector antes de anunciar los aranceles, Trump les "dejó claro que los aranceles serían generales, sin exclusiones" a ningún país. "Hay un problema con la idea de excluir (a países), y es que una vez que empiezas no sabes dónde parar", opinó. "Habrá un proceso de excepciones no en términos de países, sino de posibles situaciones que puedan surgir, pero ésa es una parte estándar de cualquier orden ejecutiva para que pueda haber flexibilidad", explicó.

El Departamento de Comercio había propuesto a Trump en febrero que impusiera un arancel global del 24% a todas las importaciones de acero, y uno del 53% a las procedentes de una docena de países, entre ellos China, Brasil, India y Corea del Sur.

En cuanto al aluminio, la recomendación era un arancel global del 7,7%; uno de 23,6% a las importaciones de China, Venezuela, Rusia, Hong Kong y Vietnam, o una cuota del 86,7% de las exportaciones a EEUU que hubo en 2017.

Sin embargo, Trump parece haber optado por una tasa global en lugar de centrar su castigo en países como China, que según el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, es "el gran responsable" del exceso de acero en los mercados internacionales".

Como respuesta a esta medida, la empresa sueca de electrodométicos Electrolux anunció la suspensión de la inversión de 250 millones de dólares en su planta ubicada en el Estado de Tennessee. Electrolux no resultará afectada directamente por los aranceles porque utiliza acero estadounidense para la fabricación de sus electrodomésticos. No obstante, la empresa espera que el precio del metal aumente como resultado de la medida, lo que incrementará sus costos de producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios