Provincia

El arzobispo de Sevilla corona este sábado canónicamente a la Virgen de Escardiel

La Virgen de Escardiel.

La Virgen de Escardiel. / D. S.

En las calles de Castilblanco de los Arroyos ya todo es Escardiel. A buen ritmo los vecinos se afanan para adecentar y pintar sus fachadas, madres y abuelas dan forma a las colgaduras y preparan con dedicación las macetas con las que se van engalanando los balcones y las puertas de sus hogares. En la parroquia llaman a los cultos preparatorios entre donaciones de fieles que se suman a una larga listas de estrenos mientras en las calles se aprecia a los operarios municipales acicalando los jardines, el arbolado y blanqueando los espacios públicos para que no quede síntoma de deterioro ante el día más esperado. Los grupos de escardieleros -como se llama a los fieles de esta advocación mariana- se organizan para salir cada día con los últimos rayos de sol hasta la madrugada vestir de galas las calles con flores de papel, banderolas y guirnaldas. Tanto los alumbrados efímeros que lucen en la avenida Antonio Machado como el altar que se levanta en la explanada de los antiguos colegios anuncian que el tic-tac de una larga espera está próximo a culminar.

Las cifras ponen de relieve la complejidad y magnitud del evento. Más de 20 hermandades invitadas, unas 200 mujeres ataviadas de mantilla y otras 400 personas completarán el cortejo que este sábado a las 17:30 horas rebasará el pórtico de la parroquia del Divino Salvador de Castilblanco guiados por la Cruz de Maireles para acompañar a la patrona emérita y pastora castilblanqueña hasta el enclave en el que se le impondrá la presea. Con dos años de un retraso forzado por la pandemia del coronavirus, en el primer municipio de la Sierra Morena de Sevilla la devoción escardielera se vuelca para vivir una jornada histórica: la Coronación Canónica de su advocación mariana señera: Nuestra Señora de Escardiel. La venerada imagen de la Virgen, de estilo fernandino y tallada en madera de encina, tiene sus orígenes en el período de la conquista de Sevilla, en torno a 1.247, y será Coronada Canónicamente por el delegado de Roma en Sevilla, el arzobispo José Ángel Saiz Meneses, en una misa pontifical que dará comienzo a las 20 horas en el altar efímero que sobresale junto a los antiguos colegios de la Avenida.

Hasta el último momento la pandemia ha complicado las cosas a la Hermandad de Escardiel en el camino de la Coronación. El pasado 23 de abril un brote de covid-19 en la residencia geriátrica Vicente Ferrer motivó la suspensión de la primera salida misional, que estaba prevista en el centro de mayores. Y esta misma semana la banda de cornetas y tambores del Gran Poder de Coria del Río lamentó que, debido a varios positivos entre sus profesionales, no podrían formar parte del acompañamiento musical de la Virgen de Escardiel este sábado. La Junta de Gobierno de la Hermandad, curtida en las adversidades de un tiempo excepcional, volvió a evidenciar su capacidad de adaptación y anunció este mismo jueves que será la Sección Musical María Inmaculada de Huelva la que llene con sus sones a Castilblanco junto a la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras en la procesión triunfal de Virgen de Escardiel Coronada de regreso a la Parroquia.

Bajo el lema 'Corona de los Humildes', la presentación del cartel anunciador, obra del pintor Miguel Ángel González, tuvo lugar en febrero de 2020. La situación sanitaria que devino en adelante a nivel internacional dejó todo en pause por tiempo indefinido. En este lapso de tiempo especialmente duro por la crisis sanitaria, social y económica que han vivido muchas familias, la Archidiócesis de Sevilla vivió la salida del arzobispo Juan José Asenjo, que el 15 de octubre de 2020 renunciaba por motivos de salud, y el nombramiento de José Ángel Saiz Meneses como nuevo delegado de Vaticano en la sede sevillana. De puertas para adentro, la Hermandad de Escardiel sufrió perdidas significativas como las de Victoriano Gómez, Vito Chiquiná, que fuera hermano mayor y maestro tamborilero de esta corporación gloriosa, o Eli Tello, camarera de la Virgen y encargada de descubrir su rostro en cada Venida junto al Mesón del Agua.

Más de 2.200 personas

Con el recuerdo vivo de las ausencias y el empuje de todo un pueblo, "eso también es Escardiel", como glosó de manera lúcida y virtuosa el pregonero de la Coronación Canónica, José Manuel León, Josele, el pasado 29 de abril ante el aplauso del Teatro Municipal Miguel Fisac, Castilblanco afronta ahora sí este evento histórico y multitudinario con responsabilidad. Juan Carlos Cordero es jefe del equipo de protocolo de la Coronación Canónica de la Virgen de Escardiel y encargado de preveer y planificar cada detalle este 21 de mayo junto al hermano mayor, Miguel Ángel Neyra, la secretaria Ángela Escardiel Fernández y el vocal Manuel Enrique García, en un operativo que se coordina con el Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos, agentes de la Policía Local, personal de Protección Civil y otros voluntarios.

El recinto pontifical acotado en este municipio de 5.000 habitantes para la Coronación tiene una capacidad sobre plano para 1.300 personas respetando las salidas de emergencia, y los pasillos de seguridad y de evacuación. No obstante, la organización prevé que en hora punta puedan ser 2.200 las personas que estarán siguiendo los pormenores de esta Coronación Canónica en los alrededores del recinto acotado, y muchas más las que lleguen al caer la noche para la procesión. "Se ha trabajado con un nivel de exigencia muy alto sobre la planificación que ya se tenía, aunque ha habido que adaptar todo el protocolo eclesiástico y civil a la situación sanitaria", explica Cordero, militar y hermano de la Hermandad de Escardiel. Solo en su equipo de protocolo son unas 15 personas voluntarias las que velarán para garantizar que tanto el cortejo procesional como el acto de Coronación discurren conforme a lo previsto, pero los grupos son diversos para atender a la logística del evento. "Aquí se ha volcado el pueblo entero y puedo decir que serán centenares las personas que, aunque no se vean, están y estarán echando una mano", afirma el responsable, que avanza que el recinto se ha divido en sectores y contará con una zona habilitada para personas con problemas de movilidad o necesidades especiales.

La comitiva partirá a las 17:30 horas desde la iglesia para llegar a las 18:40 horas a la confluencia de las calles Bécquer y Virgen de Gracia. A las 19:00 horas el paso de tumbilla de la Virgen de Escardiel avanzará el último tramo hasta el escenario ubicado en el recinto pontifical de los antiguos colegios de la Avenida, y se montará el altar para la misa pontifical que celebrará a las 20:00 horas el arzobispo José Ángel Saiz Meneses junto al párroco Pablo Colón y la curia de la Archidiócesis. Y una vez que la venerada imagen sea coronada canónicamente, la procesión triunfal llevará la fiesta a todo el pueblo hasta la madrugada.

Procesión triunfal 

La Virgen de Escardiel Coronada procesionará siguiendo el itinerario de vuelta al templo parroquial por la avenida Antonio Machado, Plaza Amarilla, Avenida de la Paz, bajada de Avenida de España, subida por Fontanillas hacia León Felipe, bajada de Primero de Mayo, bajada de Juan Ramón Jiménez y subida por Jacinto Benavente hasta la Plaza de la Iglesia, donde se espera que llegue en torno a las 2:00 horas de la madrugada. En el discurrir triunfal no faltarán los cantes del coro de Escardiel, de los grupos de devotos, así como las petaladas o las interpretaciones de sones musicales históricos ligados a esta devoción, como la sevillana Va por el campo. "Hemos estado luchando en el afán de sumar, sumar y sumar... y se han superado todas las expectativas", resalta Cordero, que asegura que a estas horas previas no deja de sonarle el teléfono: "Me siguen llamando para ponerse a disposición y ver de qué manera pueden colaborar, para Escardiel todo es poco", afirma.

Otros escardieleros, exponentes del patrimonio humano de esta devoción castilblanqueña, como el octogenario Manuel Mulero, que aparece en los libros como hermano de honor de la Hermandad, o la incombustible Luisa la Apañila, que reza y habla "de tú a tú" a la Virgen, anotarán esta jornada a su expediente de vocación y servicio con una hermandad que lo perdió todo en las desamortizaciones del siglo XVIII y los saqueos de la invasión francesa en el siglo XIX, pero supo permanecer latente y viva en el corazón de sus fieles hasta su recuperación en los años sesenta del siglo XX.

Con el palpitar y la expectación acumulada de años en compás de espera, la Archidiócesis de Sevilla vive en Castilblanco de los Arroyos la primera Coronación Canónica en manos del arzobispo José Ángel Saiz Meneses y la primera después de la pandemia del coronavirus, reconociendo aquí una devoción centenaria de Andalucía que fue aludida como patrona y protectora de la villa hasta el siglo XVI, según documentan la profesora de la Universidad de Sevilla Escardiel Romero Estévez y el que fuera hermano mayor Juan Lobo Iglesias en el libro Santa María de Escardiel: Historia, patrimonio y devoción de Castilblanco, y primera medalla de oro de la villa por unanimidad del Pleno del Ayuntamiento en el año 1.997.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios