Factor Social

Clece y Cruz Roja abren una puerta hacia el empleo en Alcalá de Guadaíra

  • El Teatro Riberas del Guadaíra acogió una jornada de formación para desempleados en riesgo de exclusión social en la que se les ofreció la posibilidad de entregar el curriculum

La foto de familia de los dirigentes de Clece, Cruz Roja y Ayuntamiento de Alcalá que hicieron posible la jornada. La foto de familia de los dirigentes de Clece, Cruz Roja y Ayuntamiento de Alcalá que hicieron posible la jornada.

La foto de familia de los dirigentes de Clece, Cruz Roja y Ayuntamiento de Alcalá que hicieron posible la jornada.

TODAS las personas que se quedan paradas o aquellos que están deseando lograr su primer empleo necesitan un empujón, una plataforma de impulso para regresar al mercado laboral con fuerzas renovadas. Para dar ese salto hacia la estabilidad, Clece celebró ayer la jornada Una puerta hacia el empleo en la sala de exposiciones del Teatro Riberas del Guadaíra de Alcalá de Guadaíra. En el acto de inauguración estuvieron presentes el gerente de Clece, Jesús Castañer; la delegada social de Clece Andalucía, Daniela Macías; el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, José Antonio Montero; y la coordinadora del Plan de Empleo de la Cruz Roja en Sevilla, Carmen de la Corte, entre otras personalidades.

El objetivo de la jornada fue determinar que el empleo es una puerta, o mejor dicho la llave maestra, para la inserción social. Así, todos los asistentes demandantes de empleo pudieron entregar su curriculum al final del evento.

La sala de exposiciones del Teatro Riberas del Guadaíra exhibió un aforo completo. La sala de exposiciones del Teatro Riberas del Guadaíra exhibió un aforo completo.

La sala de exposiciones del Teatro Riberas del Guadaíra exhibió un aforo completo.

En palabras de Jesús Castañer, "lo que mejor sabemos hacer es dar empleo y, con estas jornadas, le damos la oportunidad laboral a las personas que tienen un acceso más difícil al mercado laboral". "Nuestra prioridad absoluta es ser ese agente de transformación social apoyando a la Administración pública con los contratos que tenemos en la zona. Y esto lo podemos conseguir a través de los distintos convenios que hemos ido firmando con los ayuntamientos y las asociaciones del tercer sector, que son realmente los que ponen los medios para formar a las personas y darles toda la preparación necesaria para que puedan tener una oportunidad laboral. Para ello, tenemos más de 350 acuerdos firmados que nos permiten recibir esos curriculum de las personas que vienen de colectivos para nosotros poder darles la oportunidad laboral. El departamento de selección de Clece trata de buscar las capacidades conservadas y las destrezas que tiene una persona para calzarla con el mejor puesto de trabajo y que pueda incorporarse de manera completa al tejido laboral", añade Jesús Castañer.

En Clece trabajan más de 78.000 personas y más del 12% procede ya de colectivos en riesgo de exclusión social. Con datos escrutados a diciembre de 2017, la empresa social cuenta con 5.563 personas con discapacidad; 176 mujeres víctimas de la violencia de género; 672 personas en riesgo de exclusión social y 1.133 empleados en prácticas. Solo en Andalucía, Clece tiene 14.000 trabajadores repartidos por todas las provincias.

Se inscribieron muchos alcalareños desempleados. Se inscribieron muchos alcalareños desempleados.

Se inscribieron muchos alcalareños desempleados.

"Si las empresas no tienen la sensibilidad de colaborar con personas que lo tienen más difícil a la hora de entrar en el mercado laboral, sería casi imposible que estas personas consiguieran un puesto de trabajo. Gracias a la formación que podemos impartir y gracias a su motivación, ellos están motivados para entrar en el mercado laboral, pero son las empresas las que tienen que darles una oportunidad para demostrar que están en igualdad de condiciones. Muchas veces hay que dejar de lado los estereotipos. Estamos en un mercado laboral que considera que las personas de más de 45 años no tienen la misma capacidad ni la misma energía que los menores de esa edad. O personas de otros países que pueden aportar muchísimo a nuestro trabajo. Y, cómo no, los jóvenes, que también lo tienen muy difícil, porque el empresario piensa que van a hacer un trabajo con menos responsabilidad. Todos son estereotipos", pone de relieve Carmen de la Corte, de la Cruz Roja.

Por su parte, el concejal de Servicios Sociales y Consumo del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, José Antonio Montero, quiso poner el acento en la necesidad de jornadas de este tipo: "El Área Metropolitana de Sevilla está a la cola de España en número de parados, un 26%, una cifra muchísimo más alta que la media nacional, y con un riesgo de pobreza en la ciudad de un 35%, también a la cola en la lista de ciudades de más de 50.000 habitantes. Por lo tanto, encuentros de esta clase son perentorios. No solo hablamos de personas en riesgo de exclusión sino de personas normalizadas que han perdido su puesto de trabajo y que verdaderamente necesitan una oportunidad como la que vamos a ofrecerles hoy (por ayer)".