Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

Cuenta atrás para construir el campus universitario de Loyola

  • La reurbanización de los suelos ya ha concluido en Entrenúcleos. Las obras para levantar los edificios comenzarán antes de que acabe el año.

Los trabajos de reurbanización de los suelos donde se ubicará el campus de la Universidad Loyola Andalucía en Dos Hermanas, que supone la habilitación de una nueva sede en suelos de Entrenúcleos que se unirá a las ya existentes en Sevilla-Palmas Altas y en Córdoba, ya ha finalizado, dando así vía libre a la empresa adjudicataria para que comiencen los trabajos para la construcción del complejo, algo que la sede académica pretende acometer antes de finalizar el presente año 2015. Esta primera fase, valora finalmente en unos 650.000 euros.

El director de Infraestructuras de Loyola Andalucía, Manuel Molina, explicó ayer que ya se ha firmado el acta de recepción de las obras después de "ciertos retrasos" propiciados por las inclemencias meteorológicas.

La firma se acometió después de que la pasada semana se rubricara una recepción provisional, tras lo cual el Ayuntamiento debe recibir como propios los trabajos, que han incluido desvíos y creación de viales, así como sobre los servicios. De esta manera, Molina, acompañado por el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, y de los miembros de la comisión de seguimiento de las obras, visitó la zona.

La obra ha consistido en la adecuación de los equipamientos locales de servicio y, fundamentalmente, la creación de un vial de entrada a los aparcamientos generales de la avenida de las Universidades con la apertura complementaria de aparcamientos adicionales que presten servicio en su día a las zonas comunes de la universidad. Se ha reservado una isleta de aparcamientos para coches eléctricos y se han adecuado los viales peatonales para su conexión con el edificio de gestión del Parque Tecnológico de Investigación y Desarrollo Dehesa de Valme.

La institución jesuita se encuentra ya en condiciones de arrancar la primera fase del proyecto, lo que podría cristalizar a final de año, siempre en función del crecimiento de la universidad. Así, "si todo va bien", en septiembre se pediría al Consistorio nazareno la licencia de obras para empezar en diciembre.

Dadas las previsiones de ocupación progresiva de espacio en el campus de Palmas Altas y el plazo de dos años para terminar el complejo, Molina explicó durante la visita que la institución será "conservadora" y, ante la disyuntiva de "apretarse" e iniciar las obras, se optará por lo segundo.

En este sentido, Loyola ya oficializó su planteamiento de acometer con menos premura la iniciativa al contar con nuevos espacios en Palmas Altas tras la cesión de un edificio por parte de Abengoa, lo que ha paliado las urgencias iniciales, que apuntaban a la necesidad de una nueva sede terminada en septiembre de 2015.

En septiembre de 2013, el Consistorio nazareno aprobó la adjudicación de la concesión administrativa de los terrenos para el futuro complejo, con zonas residenciales, de servicios, equipamientos y urbanización interior.

El campus ocupará una superficie de 110.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico Dehesa de Valme. En una primera fase, sobre 36.000 metros, se construirá el edificio principal que albergará los servicios centrales y de administración de la universidad, salón de actos, aulas y laboratorios. Un segundo edificio dará cabida a la biblioteca, la capilla y un segundo aulario. La primera fase se completa con instalaciones deportivas. El proyecto ha sido diseñado por el estudio Luis Vidal Arquitectos, responsable de obras internacionales como la ampliación del aeropuerto de Heathrow, entre otras.

La institución de la Compañía de Jesús también tiene presencia en Córdoba, sin que por el momento la Universidad se plantee implantarse en otras provincias andaluzas y sí centrarse en las iniciativas ya existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios