Villamanrique de la Condesa

Muere un niño de dos años al caerle encima el voladizo de un tejado

  • El menor estaba jugando en la puerta de la casa de su bisabuela, en la calle Flor del municipio.

Calle Flor, en Villamanrique de la Condesa. Calle Flor, en Villamanrique de la Condesa.

Calle Flor, en Villamanrique de la Condesa. / M.G.

Comentarios 1

Un niño de dos años murió este viernes en Villamanrique de la Condesa al caerle encima el voladizo de un tejado. El desgraciado accidente ocurrió en la calle Flor de este municipio poco antes de las seis y veinte minutos de la tarde. Según informaron fuentes del servicio de emergencias 112, varios ciudadanos comunicaron a esa hora que un niño había resultado herido y solicitaron asistencia sanitaria para el menor. El pequeño estaba jugando en la calle, en la puerta de la casa de su bisabuela, de la que se desprendió el voladizo del tejado y le alcanzó de lleno.

El centro coordinador del 112 alertó de manera inmediata a los Bomberos de la Diputación, a la Guardia Civil y a la empresa pública de emergencias sanitaria del 061. Una ambulancia de este servicio trasladó al niño hasta el centro de salud más cercano, el ambulatorio de Pilas, pero falleció en este centro sanitario. Los médicos sólo pudieron certificar la defunción del pequeño, cuyo cuerpo fue llevado al tanatorio de San Jerónimo de Sevilla, donde se encuentran las dependencias del Instituto de Medicina Legal, en cuya sede se le practicará la autopsia en las próximas horas.

Los Bomberos estuvieron revisando la cornisa desprendida y examinando cómo pudo producirse el derrumbe, ya que se trata de una casa de nueva construcción. Tampoco hubo este viernes vientos de especial intensidad en Villamanrique y la estructura no sufre daños. Estuvo lloviendo durante la mañana, pero a la hora del suceso estaba el sol fuera. Sólo se desprendió el voladizo, con tan mala suerte que golpeó al pequeño causándole lesiones graves que le provocaron la muerte poco después. Como es obligatorio cada vez que se produce un suceso de este tipo, la Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas y circunstancias de la defunción del menor.

Se trata de una familia muy conocida en el pueblo y el niño residía en el municipio. El Ayuntamiento colaboró con la Guardia Civil y los Bomberos cediendo unas vallas para delimitar la zona en la que ocurrieron los hechos para garantizar que no hubiera más desprendimientos y facilitar el trabajo de los investigadores.

La teniente de alcalde, Susana Garrido, explicó a este periódico que el Consistorio está a disposición de la familia. A la madre se le tuvo que suministrar medicación para tranquilizarla tras conocer la muerte de su hijo.

El alcalde de Villamanrique, José Solís, explicó anoche que ha sido una "desgracia" y apuntó que el Ayuntamiento acompaña a los familiares en el dolor. Por el momento, no se ha planteado ninguna medida especial como la declaración de algún día de luto oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios