Provincia

Prisión incondicional para el acusado de matar a su esposa

  • La autopsia revela que no tenía lesiones previas · El alcalde reclama ayudas para que las mujeres no tengan que recurrir a sus agresores para vivir, como hizo Josefa

El juzgado de instrucción 2 de Lebrija decretó ayer prisión incondicional sin fianza para el hombre acusado del homicidio de su esposa, a la que asfixió en la madrugada del domingo en su domicilio de El Cuervo, como él mismo reconoció. Fuentes judiciales explicaron que el juzgado, tras tomarle declaración, decretó prisión incondicional, comunicada y sin fianza para el acusado Juan Manuel C.E., de 54 años, a quien la Fiscalía imputó un presunto delito de homicidio.

Según fuentes de la investigación, Juan Manuel C.E. ratificó delante la juez su primera declaración ante la Guardia Civil, realizada la misma noche que ocurrieron los hechos, en la que se reconoció culpable de la muerte de su esposa por estrangulamiento, después de entregarse a la Policía Local a las cuatro de la madrugada.

Tras prestar declaración, el acusado abandonó los juzgados de Lebrija con la cara descubierta y fue increpado por varios vecinos que se habían dado cita en el exterior de la sede judicial, que profirieron gritos de "criminal".

Fuentes cercanas a la familia afirmaron que Juan Manuel C.E. no tenía antecedentes violentos y explicaron que estaba siendo sometido a un tratamiento con fármacos debido a un trastorno psicológico que le hace tener "lagunas de memoria". También añadieron que su hermano habló con él por teléfono durante la noche del sábado para interesarse por su estado, a lo que Juan Manuel C.E. respondió que se encontraba "bien" y que se iba a dormir.

Juan Manuel C.E., al que se le concedió una invalidez laboral tras sufrir un accidente de trabajo hace años, había tenido también enfrentamientos con sus hijos, dos varones de edades cercanas a los 20 años, según comentaron vecinos de la familia.

Josefa R.Z., primera víctima de la violencia doméstica en España en 2010, no había presentado ninguna denuncia contra su marido ni había sido atendida por los servicios sociales de El Cuervo, aunque la pareja se había separado en varias ocasiones. La autopsia de J.R.Z., de 45 años, realizada ayer por el Instituto de Medicina Legal de Sevilla, reveló que la víctima no presentaba señales de haber sufrido maltrato físico, únicamente las lesiones correspondientes a una asfixia por compresión del cuello.

El alcalde de El Cuervo, Juan Garrido, explicó que, tras serle practicada la autopsia, el cuerpo de Josefa permaneció en la sala de duelos del municipio en la Parroquia de San José. Posteriormente fue enterrada en el cementerio de El Cuervo, donde fue despedida multitudinariamente por una gran multitud de vecinos. Según explicó la concejal de Bienestar Social, Inmaculada Cordero (IU), muchas personas tuvieron que quedarse fuera, tanto del camposanto como de la parroquia de San José, ya que prácticamente todo El Cuervo pasó por la zona.

Por otro lado, el Ayuntamiento celebró a las 12:00 de ayer un Pleno extraordinario, en el que expresó su rotunda condena a la violencia machista y al asesinato de su vecina Josefa R.Z. Toda la corporación municipal, acompañada por la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Ángeles García, presidió la reunión de condena al crimen, que se produjo en la noche del sábado al domingo. El alcalde invitó a todas las instituciones a hacer un esfuerzo para dotar de mayores recursos económicos a todas las mujeres maltratadas que, "ante la falta de amparo y medios, tienen que recurrir a su agresor con las graves consecuencias que ello, como en este caso, tiene".

El Ayuntamiento de El Cuervo decretó los días 3, 4 y 5 de enero como días de luto oficial en el municipio, suspendiendo los actos previstos con motivo de estas fechas navideñas, como la entrega de la carta a los Reyes Magos o la Cabalgata tradicional, que ha quedado aplazada para el día 6.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios