Provincia

El ritmo de creación de empleo baja en Sevilla respecto a los dos últimos años

  • La provincia registra el peor marzo de los últimos tres ejercicios pese a sumar 4.220 afiliados más.

Comentarios 1

El mes de marzo se salda para la provincia de Sevilla con datos aparentemente contradictorios. En un periodo tradicionalmente bueno para la economía local -y éste no fue una excepción- el desempleo cae en 3.543 personas, la mayor bajada en 14  años (desde 2002) en un mes de marzo, hasta 238.840 personas; y la afiliación sube, pero menos que en los dos años anteriores. 4.220 personas pasaron a engrosar el número de ocupados en marzo de 2016, hasta 666.603 ocupados, cuando en el mismo mes de 2015 lo hicieron 4.703 y 5.471 en el de 2014. Se observa, pues, un incremento del descenso del paro respecto a otros años (en 2014 el retroceso fue de 1.881 y en 2015 de 1.737) pero al mismo tiempo una clara desaceleración en la creación de empleo.

¿Por qué ocurre esta paradoja? La respuesta puede estar en que en 2014 y 2015 la expectativa de trabajo hizo que muchos desanimados se apuntaran al paro de nuevo, lo que provocaba que la fuerte creación de empleo no se tradujera en una reducción similar del paro. Un indicativo de ello es que en 2015 el paro subió en el colectivo sin empleo anterior (aquellos que quieren incorporarse al mercado laboral sin haber trabajado antes o llevando mucho tiempo sin hacerlo) en 1.252 personas y este año, con Semana Santa, lo ha hecho sólo en 109. La menor demanda o presión de este colectivo hace que baje más el paro, pero ello no debe ocultar la realidad: el mercado laboral sigue creando empleo, pero a menor ritmo que en los años anteriores. Ni siquiera la Semana Santa ha hecho efecto en esta tendencia.

La prueba del nueve de ello es la simple observación de la evolución interanual. En marzo de 2015 la provincia había tenido capacidad para  crear 13.123 empleos en un año. El mes pasado esa cifra se redujo a 3.221, o lo que es lo mismo, cuatro veces menos. El año pasado, sin ir más lejos, Sevilla creó empleo en los tres primeros meses del año, 1.958 puestos de trabajo en concreto, y éste, sin embargo, lo destruye, 5.895. Paradójicamente, Sevilla registra la menor subida del paro en un primer trimestre, que normalmente suele ser malo, desde 2007, con 3.527 desempleados más frente a los casi 5.000 de 2.015.

La evolución de la contratación, por otro lado, también da pistas sobre cómo evoluciona el mercado laboral. Se observa un incremento de la contratación total en la provincia, con 81.258 contratos, 3.702 más que en marzo de 2015, pero también un mayor peso de la temporalidad. El ascenso de los indefinidos (de dos dígitos en los dos años anteriores) toca a su fin y este año en marzo son 3.450, 218 menos que en el mismo mes de 2015. En el primer trimestre, sólo el 4,67% de los contratos fueron indefinidos y la tendencia general es parecida: más temporales (2.051 más) y menos indefinidos (399 menos).

Por sectores, servicios es el más rebaja el desempleo en términos absolutos, con la construcción como único sector en el que sube.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios