Provincia

Diez detenidos por la paliza a un joven en un centro comercial

  • Los agresores rompieron el fémur a un hombre que esperaba a que su novia saliera de trabajar · Una mala mirada desató la reacción violenta de la pandilla

Comentarios 12

La Guardia Civil ha detenido a diez jóvenes por propinar una paliza a un joven en el centro comercial Metromar de Mairena del Aljarafe. Los autores de esta agresión utilizaron cinturones y una barra de hierro para golpear a su víctima, que sufrió varias lesiones, entre ellas la rotura del fémur. Los diez detenidos fueron puestos a disposición judicial y quedaron en libertad con cargos.

Los hechos ocurrieron el 19 de enero. Ese día la víctima se encontraba en las inmediaciones de este centro comercial esperando a que su novia terminara su turno de trabajo. Mientras esperaba fuera del recinto, este hombre se topó con tres jóvenes que le recriminaron que se hubiera quedado mirándolos. Instantes después a este grupo se le unieron otros siete jóvenes más, que se encararon también con la víctima.

A partir de ahí la tensión fue subiendo. El joven que esperaba a su novia se dirigió hacia el centro mientras los agresores le amenazaban con cinturones y uno de ellos con una barra de hierro extensible. Cuando la víctima llegaba a la puerta del edificio, uno de ellos trató de impedirle la entrada con la barra de hierro. Entonces apareció la novia del agredido y éste le indicó que pidiera ayuda.

El joven aprovechó ese instante para echar a correr hacia el interior del centro comercial y los agresores lo persiguieron. A unos treinta metros lo hicieron tropezar y en el suelo fue agredido brutalmente, a las puertas de una zapatería de la planta baja. La agresión apenas duró medio minuto, pero los atacantes le causaron varias lesiones. De hecho, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente después por la rotura del fémur.

La Guardia Civil asistió al herido en el lugar de los hechos y comenzó después una investigación en la que han sido claves los relatos de los testigos y de la propia víctima. Los agentes del instituto armado tomaron declaración a empleados de casi todas las tiendas de este centro. De esta forma lograron saber que los autores de la agresión podrían pertenecer a una pandilla de jóvenes que habían intentado robar algunas prendas de vestir en el recinto.

Tras dos semanas de investigación, la Guardia Civil logró dar con los presuntos autores, entre los que hay un grupo de jóvenes de San Juan de Aznalfarache y otra pandilla de Santa Olalla (Huelva), ya que uno de los de San Juan es de este municipio y trajo a sus amigos de allí. Ocho de los arrestados tienen edades entre los 18 y los 20 años, mientras que los otros dos son menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios