Provincia

Tres detenidos tras un tiroteo y una persecución de madrugada por caminos

  • Los sospechosos atropellaron a dos agentes, que tuvieron que disparar varias veces contra el coche de los ladrones y al aire.

La Policía Nacional detuvo el pasado 27 de abril a tres personas por su presunta participación en varios robos con fuerza. Dos de los sospechosos fueron arrestados tras una espectacular persecución de madrugada por caminos y carreteras secundarias, en la que la Policía llegó a efectuar varios disparos contra el coche de los sospechosos y al aire, según informaron a este periódico fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada. La Policía recibió el aviso de que tres personas habían intentado robar en un coche y en una tienda en Alcalá de Guadaíra, desde donde los sospechosos se desplazaron a Dos Hermanas. Allí la Policía montó un dispositivo para detener a los ladrones. Una patrulla les dio el alto a la altura de la venta El Nevero. Cuando uno de los policías se acercaba al coche por la parte de atrás, el conductor dio marcha atrás y atropelló al agente, que cayó al suelo. Al ver que el conductor volvía a dar marcha atrás con intención de arrollarlo de nuevo, el policía sacó su arma reglamentario y disparó varias veces contra el coche. Esto hizo que el conductor acelerara, tratando de atropellar al otro policía, que ya estaba en la parte delantera del vehículo.

Los agentes volvieron al patrullero y comenzaron una persecución espectacular por caminos y carreteras secundarias, en la que el coche de los sospechosos, un Nissan Micra, circulaba sin luces a toda velocidad e invadiendo en varias ocasiones el sentido contrario. Mientras tanto, los policías iban marcando su posición a sus compañeros y solicitaban refuerzos. Tras varios kilómetros en fuga, los delincuentes se salieron de la vía y el coche cayó por un terraplén, en la carretera de Don Rodrigo.

El conductor logró salir del coche antes de que llegaran los policías y se dio a la fuga, mientras que los otros dos delincuentes fueron detenidos tras una carrera a pie con los agentes, que de nuevo tuvieron que disparar al aire. El conductor fue detenido a la mañana siguiente. Los tres arrestados tienen entre 32 y 37 años y múltiples antecedentes. Uno de ellos suma 28 detenciones de la Policía y la Guardia CIvil, otro 20 y el tercero 8. En el coche se recuperaron ordenadores y material de una clínica veterinaria en la que presuntamente habían robado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios