Provincia

Los enfermeros de la cárcel denuncian la deficiente asistencia médica a los presos

Comentarios 18

La Sección sindical de Acaip (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias) en el Centro Penitenciario de Morón de la Frontera ha denunciado las enormes deficiencias que sufren los servicios médicos del centro penitenciario. El pasado 23 de julio, un grupo de enfermeros y enfermeras firmaron un escrito dirigido al director de este centro en el cual se exponían los riesgos a que están sometidos los internos del mismo por falta de facultativos.

En concreto, los firmantes se quejan de que la ocupación de la prisión está superando los 1.500 internos y, sin embargo, el centro, desde su apertura, carece de la presencia física de un médico durante los servicios de noches y fines de semana completos, por lo que los enfermeros tienen que realizar labores que no tienen asignadas dentro de sus competencias profesionales.

De hecho, cuando ocurre una urgencia, incluso vital, los enfermeros que están de servicio durante las 24 horas van explicando vía telefónica al médico los síntomas que aprecian y, en base a ello y de forma verbal, el facultativo indica el fármaco o toma la decisión correspondiente, con el consiguiente riesgo que ello entraña para la salud del interno, pues el diagnóstico puede no ser acertado.

El centro penitenciario está situado a 8 kilómetros de Morón de la Frontera, por lo que se estima que en condiciones normales, mientras se avisa al médico y éste realiza acto de presencia, pueden transcurrir al menos unos 30 minutos que, en caso de urgencia vital, pueden ser decisivos, pues el enfermero no puede administrar ningún fármaco que no tenga prescrito. Los enfermeros denuncian que en varias ocasiones no ha sido posible la comunicación telefónica con el médico de guardia y, en otras, el 061 ha llegado incluso antes que el médico. Los enfermeros exigen de inmediato que se contraten a facultativos que estén presentes en la prisión 24 horas, es decir, incluyendo los fines de semana y turnos de noche, "como en cualquier centro penitenciario, ya que, además, la población va en aumento y se prevé que siga ascendiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios