Provincia

Los estanqueros felicitan a la Policía Local de Castilleja por su labor contra el contrabando de tabaco

  • En los últimos meses, los agentes han realizado hasta tres intervenciones de tabaco ilegal en el municipio

Policías locales de Castilleja de la Cuesta, en la puerta de la Jefatura. Policías locales de Castilleja de la Cuesta, en la puerta de la Jefatura.

Policías locales de Castilleja de la Cuesta, en la puerta de la Jefatura. / Antonio Pizarro

La Asociación de Estanqueros de Sevilla ha felicitado a la Policía Local de Castilleja de la Cuesta por la labor que este cuerpo realiza en la lucha contra el contrabando de tabaco. En una carta enviada a la Jefatura de la Policía Local, la presidenta de esta entidad, Olivia Escaja, agradece el trabajo de los agentes, del que ha tenido conocimiento gracias a uno de los estanqueros del pueblo, que ha podido comprobar cómo los policías locales han desarticulado en numerosas ocasiones puntos de venta de tabaco ilegal.

Los estanqueros reiteran su disposición a colaborar para erradicar el contrabando de tabaco, que sigue siendo un problema endémico en la provincia de Sevilla. En los últimos meses, la Policía Local de Castilleja ha llevado a cabo al menos tres operaciones destacadas contra la venta de tabaco ilegal en este municipio del Aljarafe.

En junio, los policías denunciaron al responsable de un quiosco que ocultaba el tabaco en las cajas de chucherías. El quiosquero había cortado la parte de arriba de una caja de golosinas para acceder al tabaco, mientras que de cara al público sólo se veían las chucherías. Los agentes sabían desde tiempo atrás que en ese quiosco se venía tabaco de contrabando, si bien el comerciante siempre se las ingeniaba para esconderlo. 

Los policías de Castilleja también hallaron tabaco dentro de los botes cilíndricos de patatas fritas, el frigorífico y en unas cajoneras que había preparado especialmente para ello. Tras dar a conocer esta denuncia, la Policía Local recordó que "la venta ilícita de tabaco de contrabando genera graves problemas, desempleo, competencia desleal y fomenta a las mafias".

A principios de octubre se produjeron otras dos intervenciones de tabaco. Una de ellas fue en una cafetería que almacenaba el género ilegal en la máquina de café. Allí encontraron los agentes varias cajetillas. 

La otra fue una denuncia a un vecino de la localidad que vendía tabaco de contrabando disimulado en bolsas de pan. Este hombre fue sorprendido por los agentes en plena calle. Cuando fueron a registrarle, el hombre dijo a los policías que sólo llevaba el pan que acababa de comprar. En el interior de la bolsa se hallaron decenas de cigarrillos, tanto en cajetillas como en envases de plástico sin marca alguna, listos para ser distribuidos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios