La Algaba

Una obra con grúa en funcionamiento en pleno arranque del curso escolar

  • La empresa que ejecuta los trabajos en el CEIP Purísima Concepción se compromete a realizar una parte por la tarde

  • Padres y profesores se han quejado del riesgo, los ruidos y el polvo

El curso escolar ha arrancado con polémica en el Colegio de Infantil y Primaria (CEIP) Purísima Concepción de La Algaba, por las condiciones en las que se están ejecutando las obras de impermeabilización de las cubiertas y la ampliación de las instalaciones: con los alumnos ya en clase, con parte del centro acotado y el alumnado soportando ruidos, polvo e incluso una grúa en movimiento durante el horario lectivo.

Así lo han denunciado este jueves padres y la propia Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro, que han lamentando que, en previsión del inicio del curso, no se intensificaran los trabajos en verano. Según explican fuentes de la AMPA, el centro está lleno de andamios, la mitad del patio está acotada por la obra y, en esta primera semana de curso, los escolares y los profesores han soportado fuertes ruidos de la maquinaria que se está utilizando e ingentes cantidades de polvo.

Un perspectiva de la zona acotada para las obras. Un perspectiva de la zona acotada para las obras.

Un perspectiva de la zona acotada para las obras. / M. G.

Ello ha obligado a cerrar puertas y ventanas en las clases, a pesar del calor, y a trasladar a algunos alumnos a otras zonas del centro. También denuncian que, a pesar de que se había asegurado que la grúa instalada para mover el material hasta el interior del patio no funcionaría en horario escolar, sí lo ha estado haciendo hasta el miércoles, pasando por encima de las clases.

Dada la preocupación de los padres y las quejas de los profesores, este jueves hubo una reunión de urgencia en la que, además del concejal de Educación de La Algaba, Francisco Cabrera, han participado la dirección facultativa de la obra y la propia agencia de la Consejería de Educación que se encarga de gestionar las obras y en la que se han comprometido a varias cosas. Entre otras, a que la grúa no se moverá “durante el horario de clases”.

Según consta en un documento que se ha difundido entre los padres, desde este viernes y hasta 30 de septiembre también “quedan prohibidos” los trabajos en horario escolar, que se llevarán a cabo por la tarde y a partir de las 14:00 horas, salvo los que tienen que ver con el sellado de la cubierta por el riesgo de que si llueve este otoño se puedan producir daños en el interior del centro. Según aseguran, esos trabajos no producirán ruidos que “impidan el normal desarrollo de las clases”, como hasta ahora.

La Junta adjudicó en junio la reforma y ampliación del centro, con un plazo de ejecución de 6 meses

No obstante, fuentes de la AMPA han recordado que a partir de las 14:00 horas sigue habiendo alumnado en el centro, en el servicio de comedor, que dura hasta las 16:00 horas. Asimismo, han reclamado que el Ayuntamiento refuerce el servicio de limpieza en el centro, ante las circunstancias excepcionales que se están dando.

La Junta adjudicó en junio por algo más de 203.000 euros las obras, que tenían un plazo de ejecución de seis meses y debían culminar en enero, aunque se desconoce si lo ocurrido puede retrasarlas. Consisten en la construcción de dos aulas para Primaria que permitan retirar el módulo prefabricado para dos clases que ya se ha tenido que colocar, a pesar de que el edificio no tiene ni diez años. Los problemas de filtraciones en la cubierta se producen también desde hace varios años.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios