Operación Ruta de la Plata

La Guardia Civil desmantela el supermercado de la droga de la Sierra de Huelva

  • Distintas unidades de la Benemérita acometen siete registros simultáneos en Santa Olalla del Cala 

  • Los agentes intervienen heroína, cocaína, hachís, marihuana y más de 100.000 euros en metálico

Comentarios 1

La operación Ruta de la Plata de la Guardia Civil contra el narcotráfico culminó el 23 de octubre con la detención de 14 personas -12 de ellas en prisión provisional, como avanzó este diario el martes-, once naturales de la localidad serrana de Santa Olalla del Cala. La Benemérita ha ofrecido hoy a través de un comunicado de prensa más detalles sobre el dispositivo policial, que se ha saldado además con el arresto de tres personas en la provincia de Sevilla, dos de ellas en San Juan de Aznalfarache y otra en Tomares.

Los investigadores habían puesto los ojos sobre la banda, conformada en parte por miembros de una misma familia santaolallera, hace más de tres años. Observaron cómo existía una "gran afluencia a esa población de personas adictas al consumo de drogas y que concurrían en varios domicilios de la localidad que podían ser puntos de venta de estupefacientes", por lo que decidieron iniciar las pesquisas en junio de 2015.

La "alarma social" se había desatado en esta localidad de apenas 2.000 habitantes, provocada por el trasiego contante de toxicómanos y por los robos que se venían sucediendo en las áreas próximas a los puntos de venta de la droga. Santa Olalla se había convertido en un supermercado de la droga en la comarca serrana.

Como consecuencia de las vigilancias y apostaderos en estos domicilios que servían de expendedurías, los agentes se incautaron de más de 100 dosis de rebujo (mezcla de heroína y cocaína), "formulándose las correspondientes denuncias administrativas por tenencia y/o consumo de drogas en la vía pública".

Un agente muestra una caja repleta de marihuana en una de las casas registradas Un agente muestra una caja repleta de marihuana en una de las casas registradas

Un agente muestra una caja repleta de marihuana en una de las casas registradas / H. Información (Huelva)

El control policial se endureció a finales de 2017. Fue entonces cuando se coordinaron servicios entre distintas unidades del Cuerpo para incrementar la eficacia a la hora de investigar esas actividades ilícitas. Esto permitió a los agentes que llevan las riendas comprobar cómo en uno de los puntos de venta no cesaba la actividad ni de día ni de noche. Para ello, se relevaban dos personas, de modo que la venta de paquetillas era ininterrumpida.

La organización tenía perfectamente definidas las funciones de cada integrante, siendo una estructura jerarquizada, desde el propietario y distribuidor de la droga hasta los diferentes vendedores a los consumidores.

En el transcurso de la operación Ruta de la Plata se interceptaron varios transportes y se aprehendieron distintas sustancias psicotrópicas. El pasado 19 de septiembre se intervinieron 2,6 toneladas de marihuana; el 10 de octubre, 30 kilos de hachís; y el 18 de octubre, otros 14 kilogramos de marihuana.

La jornada culmen del operativo benemérito tuvo lugar el pasado martes 23. En plena madrugada decenas de agentes de distintas áreas del Instituto Armado arribaron a Santa Olalla del Cala, donde los vecinos más tempraneros asistieron con estupefacción a la incursión policial. Allí se llevaron a cabo entradas y registros en siete viviendas y resultaron detenidas once personas. Hubo otros tres arrestos en San Juan de Aznalfarache y en Tomares. 

En estas casas se han aprehendido 350 gramos de heroína, 50 gramos de cocaína, cinco kilos de hachís y 3,5 kilos de marihuana. Además, se han intervenido 100.178,82€ en efectivo, de los que 90.000 euros se encontraban en un mismo domicilio. Los útiles para el pesaje y dosificación de la droga también han sido localizados. Para sus actividades delictivas, la banda de narcos empleaba ocho vehículos turismo y 22 teléfonos móviles de ilícita procedencia.

La Guardia Civil asegura que la operación no está cerrada, por lo que se prevén nuevas actuaciones. La investigación la dirige la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Aracena, Natividad Roldán. Después de escuchar a las 13 personas que finalmente pasaron a disposición judicial el pasado viernes, decidió ordenar el ingreso en prisión de doce de ellas: seis sin fianza y otros seis que pueden salir solo bajo fianza de 4.000 euros. Hay una persona más en libertad con cargos. La investigación persigue los delitos de tráfico de drogas, lesiones y blanqueo de capitales, entre otros asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios