el portil

Una mujer sufre una estafa por internet en el alquiler de un piso

  • La afectada pierde 300 euros tras cerrar en redes sociales la operación con una casera a la fuga

Una de las imágenes del supuesto apartamento en alquiler que recibió la afectada a través de mensajes. Una de las imágenes del supuesto apartamento en alquiler que recibió la afectada a través de mensajes.

Una de las imágenes del supuesto apartamento en alquiler que recibió la afectada a través de mensajes. / m.g.

Comentarios 1

Una vecina de Constantina que responde a las iniciales A.M.V. denunció el pasado 6 de agosto en el puesto de la Guardia Civil de dicho municipio sevillano la presunta estafa de la que ha sido objeto al realizar los trámites para alquilar un apartamento en el que pretendía pasar una semana de veraneo en El Portil. A la mujer le han sustraído los 300 euros que depositó en concepto de fianza o adelanto.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso Huelva Información, A.M.V., los hechos ocurrieron el pasado 28 de julio, cuando al hacer una búsqueda para alquilar un piso en la playa a través de la red social Facebook, encontró una cuenta con el nombre de Ana María Vacaciones Segunda Mano, en la que se ofertaba un apartamento en El Portil, de cuyas distintas estancias se adjuntaban fotografías.

Interesada por dicho inmueble, cuenta la afectada, "me metí en ese anuncio" y por el servicio Messenger de dicha red social halló un número de teléfono a través del que "realicé una petición".

Ese mismo día, aunque ya por la noche, prosigue, "me responde esa tal Ana María, todo ello por mensajería en el Messenger", quien le explicó que se trataba de un apartamento "nuevo", además de "pedirme por la semana que a mí me interesaba, que era del 20 al 27 de agosto, 500 euros".

En el mismo intercambio de mensajes, A.M.V. solicitó algunos datos a la presunta estafadora, la cual le remitió una fotografía "de una persona que en principio no tenía nada que ver con el tema", le dijo que era su hija, lo que le llevó a sospechar algo.

"Aun así -sigue su relato en la denuncia- seguí con el alquiler", por lo que quedaron en que A.M.V. le ingresaría en efectivo una señal, la cual realizó a las doce horas del día siguiente por la cantidad de 300 euros en una cuenta del Banco de Santander.

Dicha cuenta, explica, estaba a nombre de una persona de la que incluso le remitió una fotografía del Documento Nacional de Identidad (DNI) que responde a las iniciales de A.O.J.

Una vez realizada la transferencia bancaria, "me pongo en contacto con esa tal Ana, y me responde un ok", que "ya hablamos", y que "el resto del dinero hasta los 500 euros se abonaría a la entrega de las llaves".

No obstante, al pasar unos días y ver que no tenían respuesta, "es cuando pude ver que por Whatsapp no nos respondía ni a mí ni a mi hija, pero, es más, al realizar llamadas al número que aparecía en el anuncio y con el que tengo conversaciones con esa persona, escucho un mensaje de advertencia sobre llamadas restringidas". La afectada añade que también dicha persona, "en los mensajes que tengo guardados, tanto de Messenger, como la mayoría de los de Whatsapp, ella borra sus respuestas".

A.M.V. también destaca en la denuncia que "a día de hoy no tengo respuesta de esa persona, y en el banco, aun teniendo mi firma en el ingreso, no me pueden devolver el importe" de esa transferencia, para concluir afirmando que entrega a la Guardia Civil copia tanto del ingreso como del DNI que le remitió la presunta estafadora, de la que "ya no aparece ningún registro en Facebook".

En declaraciones a esta redacción, A.M.V. ha afirmado sentirse mal y que, como consecuencia de todo esto, al final se ha quedado sin semana en la playa con su hija y sin los 300 euros, los cuales desea recuperar, ya que se siente "estafada y engañada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios