Guillena

La reforma local obliga a reducir a la mitad el personal de confianza

  • Sólo han quedado dos personas de cuatro, aunque una estaba contratada a media jornada.

Comentarios 6

Con menos impacto que en otros pueblos -hay tres concejales liberados, hasta cinco que puede tener, y el alcalde cobra como representante socialista en la Diputación-, Guillena se ha visto obligada a adelantar la aplicación de los límites que fija la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, reduciendo de cuatro a dos el personal de confianza que el gobierno local tenía contratado, aunque uno de ellos estaba a media jornada. Es el máximo que los municipios de su tamaño, de hasta 15.000 vecinos, pueden tener. Los ayuntamientos que cumplen los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y el periodo de pago a proveedores no supere, de media, los 30 días, han podido aplazar esa reducción hasta después de las elecciones de 2015, aunque no ha sido el caso de Guillena.

Ello unido a una rebaja salarial del 0,6% que se aplicará a toda la plantilla y a los ediles, los gastos en personal se reducirán un 3% en el presupuesto de 2014, que el gobierno socialista acaba de aprobar. Son casi 9,6 millones de gastos y unos ingresos de 10,1. Los casi 600.000 euros de superávit que se ha calculado son necesarios para cumplir con el plan de ajuste, que se aprobó en 2012, y mantener la estabilidad presupuestaria, según informó ayer el Ayuntamiento en un comunicado. Los gastos se reducen en un 5,8%, pero en el presupuesto no está incluido lo que se invertirá con el Plan Supera de la Diputación (302.000 euros) ni los programas de la Fundación Cobre Las Cruces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios