Actuación del Seprona

Intervenidos varios kilos de pescado ilegal en un restaurante de Santiponce

  • Han sido intervenidos seis kilos de sardinas, seis kilos de boquerones y 16 kilos de gambas, con dudas sobre su trazabilidad

  • También se han retenido 16 caballas de ración y tres kilos de chirlas que carecían del etiquetado

Un hombre manipula gambas Un hombre manipula gambas

Un hombre manipula gambas

Intervenidos varios kilos de pescado ilegal mientras era introducido de forma fraudulenta en un bar de Santiponce. El Seprona, en la ejecución de un servicio establecido con motivo del Plan Anual de Control Integral de las Actividades Pesqueras (Paciap), decomisó el 7 de septiembre el material cuando iba a ser introducido de forma fraudulenta en el local.

El Instituto Armado ha explicado en un comunicado que el citado plan tiene como finalidad planificar y coordinar el control e inspección del cumplimiento de las disposiciones de la Política Pesquera Común y la normativa sectorial vigente, así como la lucha contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, en particular en los ámbitos de la conservación y gestión de los recursos pesqueros, adaptación de la flota y control de la misma.

Como culminación de varios servicios de vigilancia, agentes del Seprona han sorprendido in fraganti a una persona que transportaba pescado desde la localidad onubense de Isla Cristina hasta un bar-restaurante de Santiponce.

Dicho pescado ha sido intervenido en el maletero de un vehículo particular ya que era transportado "sin cumplir las mínimas medidas básicas higiénico-sanitarias ni respetando la cadena de frío".

El género intervenido ha sido seis kilos de sardinas, seis kilos de boquerones y 16 kilos de gambas, "de las que se albergaban dudas razonables en su trazabilidad", así como 16 caballas de ración y tres kilos de chirlas que además "carecían del etiquetado garantía de su procedencia". La Guardia Civil ha señalado que todos estos hechos podrían ser sancionados con cantidades que oscilarían entre 3.001 y 50.000 euros.

El género decomisado ha sido puesto a disposición de los correspondientes servicios veterinarios municipales, para su traslado al Banco de Alimentos de Sevilla, quien redistribuirá estos alimentos en el caso de que resulten aptos para el consumo humano, a través de la red de entidades sociales colaboradoras para que lleguen a aquellas personas que más los necesitan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios