Provincia

Los trabajadores municipales cobran sus nóminas con casi un mes de retraso

Comentarios 6

Los municipios que se enfrentan a problemas de liquidez para pagar a sus trabajadores, a raíz del freno en la construcción y la caída de ingresos por este concepto, aumentan. El último ha sido Huévar, donde los más de 200 empleados no habían cobrado al día de ayer sus salarios de enero, según confirmó el comité de empresa, aunque el alcalde, Rafael Moreno (PSOE), aseguró que ya se había dado la orden de pago.

Según los representantes de la plantilla, los retrasos se producen desde mayo, cuando las nóminas llegaron unos 20 días después. Pero la demora nunca había sido tan prolongada, ya que no reciben dinero desde diciembre. El Ayuntamiento les ha garantizado que en los próximos días cobrarán enero y febrero, aunque puede haber problemas puntuales hasta el verano. En una asamblea que se celebró por la tarde, se acordó presentar un escrito con condiciones al alcalde para que éste garantice que se cobrará con normalidad. Si no es así, a partir del 6 de abril iniciarán movilizaciones, como protestas por las calles aprovechando la hora del bocadillo.

El regidor alegó, por su parte, que se ha producido un problema "con unas certificaciones", que ya se le ha explicado a los trabajadores, e insistió en que el Consistorio no tiene problemas de endeudamiento, sino de liquidez, que se solventarán con algunos "proyectos" que saldrán adelante y quiso dejar claro que esta circunstancia se da en muchos ayuntamientos. Incluso, dijo que el Consistorio está dispuesto a ayudar a aquellos empleados que tengan problemas puntuales para afrontar pagos de hipoteca u otros gastos fijos. Según el comité de empresa, el salario medio de los 207 trabajadores es de unos mil euros y mostraron su desconcierto porque sí haya dinero para otras cosas, como los actos del Día de Andalucía de hoy. Mucho más críticos fueron los grupos de la oposición, IU y PP, que culparon de la situación a la mala gestión del PSOE. Tanto la portavoz popular, María Eugenia Moreno, como el edil de IU, Antonio Segura, consideraron inconcebible que no haya dinero para una plantilla que consideran sobredimensionada por el gobierno socialista, y que siete de los ocho ediles del gobierno del municipio, con sólo 2.700 habitantes, estén liberados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios