Repaso a Jaén

La gran realidad es que el olivar jiennense se ha convertido en refugio de los desempleados de otros sectores, especialmente la construcción.