Sevilla

La crisis retrasa todas las infraestructuras pendientes

  • La única obra que se libra de los recortes es el Cercanías del Aljarafe Norte, que recupera apeaderos del ferrocarril Sevilla-Huelva

A. S. Ameneiro

La segunda ronda de circunvalación de Sevilla, la SE-40 con sus 70 kilómetros, ha quedado sin plazo cierto de inauguración y definitivamente afectada por el extraordinario recorte presupuestario del Ministerio de Fomento. Lejos queda la previsión optimista del Gobierno, antes de la crisis, de abrir en la primera mitad de 2011 sus primeros 24 kilómetros. Los 347,6 millones que debían llegar para culminar los tramos que faltan (la mayoría en obras y aún por licitar desde la A-49 hasta La Rinconada) se redujeron al final a 82,5 millones en los Presupuestos Generales de Estado para 2011.

El dinero da para bien poco, sobre todo permitirá avanzar en los túneles bajo el río del Paso Sur, a la altura de Coria. En la parte más avanzada, el arco Noreste (Alcalá-A-92/ Alcalá-A-376) los problemas financieros obligaron a retirarse a la empresa responsable y aún había que culminar expropiaciones que faltaban. El PSOE provincial asegura que los demás tramos van retrasados pero sin problemas empresariales de liquidez. Tampoco hay noticias de la SE-35, la vía urbana de 36 kilómetros que debía conectar las dos rondas de circunvalación de Sevilla. La falta de fondos en este caso la sufre el Ayuntamiento como administración que debía financiar el 65 por ciento de esta infraestructura. El Consistorio se ha gastado en otras obras de la ciudad (Encarnación, carril bici, Alameda...) los fondos de los convenios urbanísticos del PGOU previstos para esta ronda interior. Urbanismo tenía especial interés en sacar adelante al menos el tramo que atraviesa los populosos barrios de Sevilla Este y Parque Alcosa para dar servicio a grandes proyectos comerciales y a las viviendas futuras. Las tres líneas (2, 3 y 4) del Metro de Sevilla que quedan por construir llevan más de tres años en la fase de redacción de proyectos constructivos y hasta 2012 no se espera que arranquen las primeras obras, a juzgar por el escaso presupuesto destinado por la Junta de Andalucía para 2011. La falta de dinero explica, en parte, que la administración andaluza esté dilatando la respuesta a las más de 170 alegaciones que recibieron los anteproyectos y, con ello, también el diseño definitivo de los trazados en los proyectos constructivos. Los continuos cambios políticos en la Consejería de Obras Públicas tampoco ayudan nada a cumplir los plazos.

El más reciente ha sido la sustitución de Rosa Aguilar por Josefina Cruz Villalón. Las tres líneas sumarán otros 42 kilómetros a los 18 de la primera. La redacción se adjudicó a las empresas de consultoría en octubre de 2007 con el compromiso de tenerla en 24 meses y empezar obras en 2010. Nada más lejos. La única obra que se libra de los recortes presupuestarios es el Cercanías del Aljarafe Norte, que recupera apeaderos del antiguo ferrocarril Sevilla-Huelva para dar servicio a los municipios que van de Camas a Benacazón . Los trabajos, adjudicados en verano de 2010, siguen adelante con la previsión de su apertura a mediados de 2011. Una importante infraestructura que entró en servicio a finales de 2010 es la nueva esclusa del Puerto que puso en marcha la Autoridad Portuaria de Sevilla con el doble de dimensiones que la anterior (434 metros de longitud y manga de 35 metros). Con una inversión de 163 millones de euros y financiación europea, fue construida por FCC con el asesoramiento de los proyectistas del Canal de Panamá. Su cometido es impulsar la economía de la capital. Se diseñó para la entrada de buques con más calado y carga, pero este objetivo depende de que el Ministerio de Medio Ambiente apruebe el proyecto del dragado profundización del Guadalquivir para ganarle dos metros más al fondo. Hasta entonces la nueva esclusa sólo admite cruceros más anchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios