Betis - Real Madrid | Análisis De tú a tú hasta quedarse con diez

  • El Betis remonta el tanto inicial del Madrid con carácter y buen fútbol en 25 minutos de ensueño

  • La entrada de Modric y la expulsión de Emerson acaban con la ilusión bética

  • Así jugaron los futbolistas del Betis

Mandi celebra el gol del empate. Mandi celebra el gol del empate.

Mandi celebra el gol del empate. / Antonio Pizarro

El Betis de Manuel Pellegrini demostró que la ilusión generada con las dos primeras victorias está justificada. Los heliopolitanos tutearon al actual campeón de Liga, al que no le valió ni adelantarse en el marcado para tener una noche tranquila en el Benito Villamarín. Con carácter y buen fútbol, el Betis le dio la vuelta al partido en 25 minutos de un elevadísimo nivel, en los que sus jugadores incluso acumularon méritos para haber anotado algún gol más.

El panorama cambió tras el descanso. Primero, la entrada de Modric –justo antes del intermedio por la lesión de Kroos– y luego de Isco consiguió que el Madrid se hiciera superior en la batalla de la medular; la expulsión de Emerson acabó por decantar la balanza del lado visitante ante un Betis al que le faltó también fondo de armario para competir a este nivel.

La pizarra del Betis La pizarra del Betis

La pizarra del Betis / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Había mantenido de inicio Pellegrini ese 4-2-3-1 al que tan bien se ha acoplado su equipo, aunque las novedades llegaron en la portería y la delantera. Joel Robles entró por el lesionado Claudio Bravo, mientras que Sanabria fue esta vez el elegido por delante de un Borja Iglesias que pasó de titular a quedarse sin minuto alguno.

Tras la roja a Emerson, todavía con 2-2, el chileno quiso juntar a su equipo con dos líneas de cuatro, pero la falta de energías era evidente, a lo que se añadió esa otra acción polémica de penalti del 2-3, revisada por el VAR bastante tiempo después de producirse.

Defensa

No tuvieron los verdiblancos el empaque de los dos primeros encuentros, pero tampoco el Real Madrid era el Alavés o el Valladolid. La precisión de los lanzadores visitantes hizo sufrir con los balones a la espalda de la zaga, aunque el equipo se activó para recuperar rápido en la medular y evitar esas acciones.

Con más dominio madridista del balón, la zaga tiró en numerosas ocasiones el fuera de juego –Benzema cayó en cinco– pero dos jugadas al límite acabaron decidiendo el partido, con la falta de Emerson sobre Jovic y el penalti de Bartra.

Ataque

Le costó al Betis entrar en el partido, pero lo acabó haciendo con la calidad de su medular. La movilidad de Canales y Joaquín generó espacios para que aparecieran Fekir, Sanabria o William en posiciones cercanas al gol y los verdiblancos remontaron el gol inicial de Fede Valverde.

Fekir conduce el balón ante Sergio Ramos. Fekir conduce el balón ante Sergio Ramos.

Fekir conduce el balón ante Sergio Ramos. / Antonio Pizarro

Con el bajón físico –muy acusado en un desacertado Fekir– del equipo y en inferioridad, a los verdiblancos les costó acercarse a Courtois, que apenas debió intervenir para desviar una rosca de William Carvalho.Tello y Loren entraron para dar oxígeno, pero la aportación de ambos fue escasa en un Betis ya con demasiada distancia entre las líneas.

Virtudes

25 minutos de un fútbol excelso, en los que desarboló al Madrid por los recursos técnicos del juego ofensivo, personalizados en Canales y Joaquín.

Talón de Aquiles

La gasolina no aguantó en un duelo de exigencia; y el VAR esta vez no ayudó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios