El partido del Betis | Análisis Un entrenamiento amarillo

  • El Villarreal aprovecha los espacios de la zaga bética y las posesiones largas

Fekir, en una acción personal antes de su expulsión. Fekir, en una acción personal antes de su expulsión.

Fekir, en una acción personal antes de su expulsión. / Antonio Pizarro (Sevilla)

El Villarreal realizó un buen entrenamiento ante el Betis de cara al siguiente partido ante el Barcelona. Javier Calleja, que seguro vio los problemas de los verdiblancos ante el Levante con los balones al espacio de los centrales, no dudó en seguir apostando por su 4-4-2 para hacerle daño de esa forma al equipo de Alexis.

Cinco minutos de juego y penalti de Bartra sobre Bacca tras aprovechar un balón al espacio para entrar en el área. Gerard Moreno no perdona y marca. El Betis intenta reaccionar por el costado de Pedraza, pero sin generar peligro real salvo algo en alguna acción a balón parado desde el córner. Y otra vez, mala entrega de Guido, balón de Ontiveros al espacio para Bacca, que tras controlar sirve a Gerard Moreno para que éste deje en evidencia a Sidnei para batir a Joel con la pierna derecha.

La pizarra del Betis. La pizarra del Betis.

La pizarra del Betis. / Dpto. de Infografía (Sevilla)

Media hora de partido y 0-2. Entonces apareció Fekir con alguna acción de peligro, como un centro chut que cruzó en paralelo por la línea de gol. Pero el galo, en el alargue, se autoexpulsó en dos minutos con dos tarjetas amarillas. Ahí acabó el partido. Segunda parte de posesiones largas de un Villarreal que pudo acabar goleando de haber estado más acertado en el remate en los últimos minutos ante un Betis triste, tristísimo.

Defensa

Ni con tres centrales tiene consistencia este Betis. A la espalda y entre los centrales hay desajustes que generan huecos que el Villarreal, como el Levante, aprovecharon para matar a los verdiblancos, que en la portería, como todo el año, también siguen teniendo carencias.

Tampoco ayudó mucho el centro del campo a la zaga. Guido, que al principio salió algo entonado, en una mala entrega dio origen a la acción que acabó en el 0-2. Después intentó mantener el tipo con su lucha y con poco acompañamiento de Guardado. Una vez más, el Betis haciendo aguas por su fragilidad defensiva y la falta de empaque en la medular.

Ataque

Pese al 0-1 intentó el Betis reaccionar por las internadas de Pedraza, mucho más voluntarioso que Emerson, pero generando peligro de verdad. Sólo a balón parado, como en un saque de esquina que remató Bartra, inquietó algo el equipo verdiblanco a Asenjo. Por lo demás, Canales tiró de orgullo y nunca se escondió y Fekir se marchó a la caseta en dos minutos por una justa expulsión. No aguantó los nervios ni la tensión el francés y al final fue su equipo el que lo pagó. De Borja Iglesias, como toda la temporada, ni rastro.

En la segunda parte, pese a la voluntad de Juanmi, pocas llegadas de peligro al área de un Villarreal que con el control de la pelota empezó a moverla para dejar correr el reloj hasta tener opciones de lograr un mayor resultado.

Virtudes

Brillaron por su ausencia.

Talón de Aquiles

Otra vez, desastre a nivel defensivo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios