El partido del Betis | Análisis Intenso, vertical y con determinación

Emerson conduce la pelota tras marcharse de Mikel Merino. Emerson conduce la pelota tras marcharse de Mikel Merino.

Emerson conduce la pelota tras marcharse de Mikel Merino. / Antonio Pizarro

El Betis continuó con esa línea ascendente que viene exhibiendo en el Benito Villamarín y ante la Real Sociedad cuajó el mejor partido del curso, sobre todo tras un primer tiempo en el que sacó a relucir sus mejores virtudes.

Con Aleñá por el sancionado Fekir y Borja Iglesias como delantero, el cuadro verdiblanco planteó una presión alta que asfixió al conjunto donostiarra. Esa mayor intensidad bética sin la pelota se tradujo luego en combinaciones rápidas y verticales que desarbolaron a los visitantes.

La pizarra La pizarra

La pizarra / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Hasta media docena de ocasiones claras de gol acumularon los de Rubi en ese primer tiempo del que se marcharon con un 2-0, gracias a los goles de Borja Iglesias y Joaquín, y en el que anularon la capacidad creativa de Odegaard u Oyarzabal.

Defensa

Todo el equipo bético participó de esa presión en campo rival, con los laterales muy adelantados y a la altura de los centrocampistas, con la que el Betis sorprendió a la Real.

Si Édgar acompañaba la presión ejercida por Guardado, Canales o Aleñá, también los centrales, con un gran partido tanto de Mandi como de Bartra, dieron ese paso adelante para ganar en anticipación.

Tras el descanso, y cuando peor lo pasaban los de Rubi, el técnico dio entrada a Guido Rodríguez para acabar con un 4-2-3-1 con el que recuperó el control y dejó la portería a cero como local por vez primera en la Liga.

Ataque

La determinación con la que el Betis se aplicó para recuperar la pelota se trasladó luego en combinaciones rápidas y verticales. La movilidad de Aleñá, Canales y Joaquín generaban espacios que luego Álex Moreno y Emerson también aprovechaban con sus incorporaciones, en lo que por momentos fue un vendaval de fútbol en verdiblanco.

Borja Iglesias celebra su gol junto a Canales. Borja Iglesias celebra su gol junto a Canales.

Borja Iglesias celebra su gol junto a Canales. / Antonio Pizarro

Cuando la Real intentó reaccionar, el Betis también supo leer el partido y generar ocasiones al contragolpe, aunque la sentencia llegase en el último suspiro en una gran acción entre Guardado y Canales.

Virtudes

El alto ritmo que impusieron los verdiblancos con la pelota y también sin la misma para dominar el juego y generar numerosas ocasiones de gol.

Talón de Aquiles

Perdió el balón mediado el segundo tiempo y ahí la Real pudo acortar distancias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios