Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Betis-Athletic

El Athletic mide la resaca europea del Betis

  • El cuadro verdiblanco recibe al equipo de Berizzo con nuevas rotaciones anunciadas en su once 

  • Setién busca la fórmula para romper la sequía goleadora

La plantilla verdiblanca le realiza un pasillo a William Carvalho. La plantilla verdiblanca le realiza un pasillo a William Carvalho.

La plantilla verdiblanca le realiza un pasillo a William Carvalho. / Juan Carlos Vázquez

Casi sin tiempo para digerir el estreno en la Liga Europa, el Betis de Quique Setién regresa al campeonato doméstico para medirse ante un Athletic que pondrá a prueba esa capacidad de los verdiblancos para competir este año cada tres días. De apenas un entrenamiento, muy suave para los que jugaron en Atenas y con una sesión de vídeo para revisar las virtudes de este equipo vasco que ahora dirige Eduardo Berizzo, ha dispuesto Setién para preparar una cita que ya tiene su importancia pese a tratarse de la quinta jornada.

Sólo una victoria, pero qué victoria pensarán los béticos, acumulan los heliopolitanos en este inicio liguero en el que debate se centra en ese estilo de posesión que ha impuesto Setién. El Betis acumula minutos de toques y más toques, lo que le está sirviendo más para alejar el peligro de su portería que para inquietar al contrario. Confía el preparador cántabro en que su equipo recupere parte de esa eficacia superlativa que exhibió el pasado año, pero el fútbol del Betis carece en demasiadas ocasiones de la verticalidad necesaria para romper las líneas rivales. Juega demasiado al pie, con mucho temple y calidad para salir desde atrás, pero con excesiva lentitud cuando se alcanzan las zonas de peligro del contrario.

Alineaciones del Betis-Athletic. Fuente: elaboración propia. Alineaciones del Betis-Athletic. Fuente: elaboración propia.

Alineaciones del Betis-Athletic. Fuente: elaboración propia. / Dpto. de Infografía

Volverá a realizar rotaciones Setién en su once, una premisa que se considera básica en este Betis de tres competiciones. Jugadores como Pau López, Francis, Bartra, Júnior o Canales, que no jugaron en Atenas, tienen plaza segura en la alineación inicial de esta tarde, en la que también podrían entrar otros jugadores como Sanabria, Boudebouz o Inui, que tampoco se desgastaron demasiado en el periplo por tierras atenienses.

El cuadro verdiblanco, por ahora, está mostrando una imagen competitiva independientemente de los jugadores que salten al césped. Esa plantilla corta de efectivos sí goza de calidad e igualdad en casi todos sus puestos, de ahí que Setién no tenga un once definido y que pueda sorprender en cada partido con sus elecciones.

Necesitará el Betis hoy una dosis de energía extra. No sólo por las altas temperaturas que se esperan en Sevilla, y que jugarán un papel conforme pasen los minutos, sino que se prevé un duelo de desgaste ante este nuevo Athletic de Berizzo. Las especiales condiciones que el argentino impone en sus equipos, con marcas individuales en la medular, obligan a un gran esfuerzo, con lo que el aspecto físico será una condición esencial.

Le gusta a Berizzo que los partidos tengan un ritmo muy alto y así se desarrolló su último duelo ante el Real Madrid, esa referencia que los técnicos béticos han estudiado para tratar de conocer mejor las virtudes y defectos de su rival. Ese encuentro ante los madridistas dejó al mejor Athletic de esta nuevo ciclo, con Dani García y Beñat dirigiendo la medular y Muniain como verso libre para aparecer por sorpresa. Precisamente, el menudo atacante es una de las dudas de Berizzo, que lo incluyó ayer en la convocatoria y apurará hasta última hora para intentar contar con su jugador hasta ahora más desequilibrante. No se desplazó a Sevilla Aduriz, un goleador que parece ya en su ocaso, lo que debe dar rienda suelta a Williams como delantero centro junto al siempre competitivo Raúl García.

Este Athletic, que se ha reforzado también con jugadores como Yuri o Capa en sus laterales, está llamado a regresar a la zona noble de la Liga, precisamente ese lugar que no quieren abandonar los verdiblancos. Tras degustar lo que significa participar en la Liga Europa, el Betis quiere consolidarse en esas posiciones que cada año permiten viajar por el continente, aunque para ello primero deberá medir ante el Athletic los efectos que deja una resaca europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios